29 de diciembre de 2015
29.12.2015

El excepcionalmente cálido julio de 2015 en Cataluña

29.12.2015 | 04:15

El pasado mes de julio se caracterizaó por un calor anormal y una fuerte sequía en gran parte de Cataluña hasta el día 19. A partir del día 20 las tormentas proliferaron, especialmente en el Pirineo, Prepirineo y el interior, lo que atenuó el déficit hídrico, y el mes terminaó lluvioso casi en todas partes. Pero lo más excepcional del pasado julio en Cataluña fueron las altísimas temperaturas del episodio del 5 al 7. Las máximas del día 5 fueron récord desde que se tienen registros en la provincia de Girona con 43,0º en Banyoles, 42,9º en Anglés, superando los 42,5º de Girona-Valle de San Daniel de agosto de 2003. Pero fueron muchos los lugares en que se superaron los 40º en gran parte del interior y prelitoral. 41,6º Girona-Sant Daniel, 41,3º en el aeropuerto de Girona (récord), 42º en Santa Coloma de Farners. Incluso en la orilla del mar se llegó a superar los 40º, 40,2º en la Escala, y un poco más en el interior 41,9º en Sobrestany. El día 7 hubo otra punta de calor que rompió muchos récords, se llegó hasta 41º en Castellbisbal, 43º a Artès y 42º en Roda de Ter. El día 7 de julio Lleida-AEMET alcanzó una máxima de 43,1º, superando el récord precedente, con datos desde 1940, los 42,8º del 7 de julio de 1982. Después de esta intensa ola de calor vinieron dos más, que fueron menos intensas, pero el denominador común de estos episodios cálidos fueron las elevadas temperaturas mínimas. Así el día 21 de julio Girona-Acequia registró una temperatura mínima de 24,7º, valor que supera el récord del centro de Girona, de julio de 2006, 24,6º. En este mismo día Barcelona tuvo 27º de mínima y Portbou 28º. Este pasado mes de julio fue el segundo mes más cálido en el centro de Girona desde 1884, con 27,7º de temperatura media, a 0,3º del récord del julio de 2006, 28,0º. Además este observatorio tuvo el récord de media de las mínimas de cualquier mes, 21,3º, superando los 21,0º de julio de 2006. No hubo récord de noches tropicales, 24, 26 en julio de 2006, pero hay que decir que en un día la mínima se produjo a últimas horas, si no hubieran sido 25. En Barcelona-Fabra fue el tercer mes de julio más cálido desde 1914, en 2006 es el más cálido. En Roquetes quedó empatado este julio con el de 2006 (la serie comprende los años 1940 a 2015), y en Lleida fue el segundo más cálido por detrás de 1950 (periodo 1940 a 2015). Las anomalías térmicas más elevadas se produjeron en el Prepirineo de Barcelona, con + 4,5º en Gisclareny.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine