08 de marzo de 2016
08.03.2016

Día 8 de marzo

08.03.2016 | 04:15

Hoy día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, como viene siendo habitual desde que en 1975 fuera declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Aunque originariamente se refería, y sigue haciéndolo, a la mujer trabajadora, quizás por sus iniciales orígenes del movimiento obrero y la necesidad de afianzar dicha esfera en aquella época, en la actualidad me parece más adecuado emplear un concepto amplio que comprenda la igualdad, el empoderamiento de las mujeres y el respeto a sus derechos humanos. Es justamente esa línea la que se quiere impulsar en el presente 2016, bajo el tema «Por un Planeta 50-50 en 2030: demos el paso para la igualdad de género».

Lo que se pretende desde la organización internacional es que todos los países y sus ciudadanos reflexionemos acerca de los avances experimentados en este ámbito, comprometiéndonos a acelerar las medidas que nos permitan alcanzar los objetivos de la Agenda 2030, entre los que cabe destacar la lucha contra la discriminación y la violencia de género, así como la necesidad de garantizar un acceso a la educación, sanidad y los servicios de atención en igualdad para niñas y niños. Como refiere en su mensaje institucional el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, es necesario que se dedique una adecuada financiación para conseguir la igualdad de género en todo el mundo, puesto que no hay ninguna otra mayor inversión en nuestro futuro común.

Cuando hablamos de valores tan importantes como los derechos humanos, la igualdad o el género, estamos frente a unos principios que nos afectan a todos las personas, independientemente de nuestro sexo, y que además, abarca todos los ámbitos de nuestra vida. De ese modo, la igualdad se convierte en una cuestión de interés universal y sus políticas deben ser transversales, tal como informa la legislación internacional y comunitaria, sistematizada en España a través de la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres de 2007. En ese sentido, y mirando en el ámbito autonómico valenciano, es importante destacar las cláusulas sociales que se están implantando en determinadas consellerías, con la finalidad de exigir un verdadero compromiso de las entidades públicas y privadas en la observancia de la legislación en materia de género, así como también en otro área tan importante como es la discapacidad. Potenciar progresivamente este tipo de actuaciones, en las que se sientan partícipes tanto hombres como mujeres, permitirá que a medio plazo alcancemos el objetivo común de conseguir una sociedad abierta, inclusiva e igualitaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine