08 de marzo de 2016
08.03.2016

Por la igualdad real

08.03.2016 | 04:15

Este 8 de marzo es excepcional en la Comunitat Valenciana. Por primera vez en más de 20 años, las políticas progresistas están presentes en las instituciones y, por tanto, el Día Internacional de la Mujer adquiere un protagonismo especial. Es el momento de aprovechar el poder para aplicar las medidas que desde el movimiento feminista se vienen reivindicando desde hace muchos años. De pasar a la acción y de que las instituciones seamos proactivas.

Los deberes los tenemos sobre la mesa. Por desgracia, pocas cosas han cambiado en los últimos años y la desigualdad salarial sigue estando presente, la violencia de género sigue siendo un lastre social que no deja de crecer, las mujeres siguen siendo las grandes perjudicadas de la crisis siendo relegadas a las tareas del hogar, la no aplicación de la ley de la Dependencia condena a las mujeres a su papel de cuidadoras, y seguimos sin haber superado el patriarcado. Por tanto, teniendo todo esto claro, insisto en que es el momento de "mojarse" y demostrar que con voluntad política muchas de estas reivindicaciones históricas pueden empezar a cambiar.
Desde la Diputación de Valencia hemos dado algunos pasos. Mantenemos un contacto activo con las organizaciones feministas y juntas hemos puesto en marcha medidas encaminadas, en primer lugar y por considerarlo de suma importancia, a combatir la violencia de género. La formación para la sensibilización y correcta aplicación de estas medidas está llegando a los cargos políticos y personal técnico de los municipios de la provincia y en breve dotaremos económicamente a los ayuntamientos para que puedan poner en marcha planes de igualdad y contar con personal técnico especializado.

La campaña de Fallas en la que entregamos a cada comisión un banderín contra la violencia de género es una oportunidad única de hacer llegar el mensaje a gran parte de la sociedad apoyados en la dimensión social del mundo fallero. Así iremos aplicando las medidas necesarias para que por parte de esta institución el objetivo de «tolerancia 0» contra la violencia de género sea un hecho.
Este año hemos llevado por primera vez las celebraciones del 8 de marzo a cada comarca. Descentralizamos la acción apoyándonos en el trabajo que las asociaciones han realizado estos años y además sirve de reconocimiento para todas esas mujeres que han sido las que ante el abandono institucional han asumido el trabajo por la igualdad.

Lo decía Clara Campoamor cuando pedía el voto femenino: «La República no puede defraudar a las mujeres». La democracia, tampoco. Queremos una sociedad en la que las mujeres vivan libres de violencia. Una sociedad en la que nadie se queda fuera, en la que nadie se queda atrás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine