23 de marzo de 2016
23.03.2016

El circo de las negociaciones y otras cuestiones

23.03.2016 | 04:15

Si relacionamos el tiempo que están invirtiendo nuestros políticos para ponerse de acuerdo para formar el futuro gobierno, con el tiempo que llevan miles de familias padeciendo una precaria situación económica y los jóvenes esperando una oportunidad laboral, constatamos que ya no puede alargarse más esta dramática situación. Es urgente tomar decisiones y llegar a acuerdos cuanto antes. No se puede ni se debería invertir tanto tiempo en este circo de las negociaciones, cuando hay tanta necesidad social.

Como indica el Informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (2015), entre la población menor de 30 años, el número de personas activas ha disminuido con respecto al año anterior para todos los perfiles formativos. Según la EPA (2015), la tasa de paro de los jóvenes con estudios primarios o sin estudios se sitúa en el 53,4%; en el caso de los jóvenes con estudios superiores la tasa de desempleo es menor (24,2%). La mitad de los jóvenes desempleados menores de 30 años son de larga duración, puesto que el 50,3 % lleva un año o más en paro, sobre todo los jóvenes de 25 a 29 años.

Entre estos jóvenes menores de 30 años, la consolidación de los empleos es cada vez más baja respecto a años anteriores. El tiempo medio de permanecía en las empresas ha disminuido de un año a otro. Los datos del SEPE indican que el 96,3 % de los jóvenes fueron contratos con carácter temporal, solo el 6,7 % fue indefinido.

Los datos que hacen referencia a los jóvenes y al empleo no son precisamente buenos en la Comunidad Valenciana, así lo indica el último informe del Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión social de la fundación Foessa y Cáritas (2015): »uno de los problemas principales de la situación económica actual en la Comunidad Valenciana, así como en el resto de España, está sin lugar a dudas relacionado con las altas tasas de desempleo que se observa como consecuencia de la Gran Recesión que estamos atravesando». Muy ligado al desempleo se encuentra el abandono escolar que continua con tasas muy altas.

En el marco de la Estrategia Europea 2020, uno de los objetivos era situar la tasa de abandono prematuro de la educación-formación por debajo del 10 %. Sin embargo, en España ha alcanzado el 15%. En la Comunidad Valenciana, el abandono escolar prematura alcanza el 30%. Considerando que uno de los problemas más graves de la situación actual en el Comunidad Valenciana (Informe del Observatorio de Foessa y Cáritas) es el incremento del riesgo de exclusión social, sobre todo entre los jóvenes, no se entiende por qué no se ponen en marcha políticas activas de empleo para reducir notablemente este riesgo.

Entre ellas, por ejemplo el Programa de Escuelas Taller y Casas de Oficios, uno de los mejores programas de formación y empleo, según informes de la Unión Europea y de expertos en la materia, como el fundador Peridis. Este programa puede combatir dos frentes: el riesgo de exclusión social de numerosos jóvenes sin formación cualificada y el desempleo juvenil. Sin ninguna duda, estos programas de formación y empleo pueden aportar soluciones a estos dos problemas, como lo han estado haciendo durante los últimos 20 años en España (hasta 2014 para las Escuelas Taller) y en países de América Latina (Colombia, Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Cuba, etc) África (Argelia, Marruecos, Cabo Verde, Senegal); así como en Filipinas y Palestina

¡Acaben de una vez por todas con el circo de las negociaciones! Nuestros jóvenes menores de 30 años no pueden esperar más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine