08 de abril de 2016
08.04.2016

Clausura de CeiMigra

08.04.2016 | 04:15

Asisto a la presentación del informe anual 2015 y a la clausura de actividades de la Fundación CeiMigra, Centro de estudios para la integración social y formación de los emigrantes, que tiene su sede actual en el Centro Arrupe, ubicado en lo que fue, hasta el año 2001, Colegio de San José, jesuita, en la Gran Vía de Fernando el Católico de Valencia. CeiMigra, hasta el presente mes de abril, ha sido una fundación mixta constituida entre la Generalitat y la Compañía de Jesús que, pese a las dificultades atravesadas durante estos años de su funcionamiento, ha tenido un papel relevante en el acompañamiento, información e integración de las personas migrantes y refugiadas, lo que diferentes representantes de colectivos afectados, desde la Asociación Cuauhtémoc de emigrantes mexicanos al Centro Cultural Islámico de Valencia, pusieron de manifiesto, mostrando su sentir, entre la emoción y el agradecimiento, como igualmente lo hizo el profesor Albert Mora por el equipo docente y Javier Vilalta, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio.

El primer impulsor de la Fundación CeiMigra, el entonces Provincial de los jesuitas, Darío Mollá, señaló el propósito que había movido la iniciativa en los años 2000 ante el gran crecimiento de la emigración, en ocasiones desasistida, por la voluntad de participar desde la sociedad civil, en este caso la Compañía de Jesús, para cubrir junto a la Generalitat sus necesidades. Pero la necesidad subsiste y ahora agravada por mayores dificultades económicas y sociales, conforme expusieron Xavier Quinzá, director del Centro Arrupe y Josep Buades, último director de CeiMigra, que fue quien presentó el Informe 2015, por lo cual será necesario reinventarse según los compromisos de cada cual, Generalitat y Compañía de Jesús, para atender por separado las necesidades perentorias de la emigración. La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en la clausura del acto y tras las intervenciones de los asistentes mostró el reconocimiento por la labor realizada, reafirmó su compromiso por tejer desde la Generalitat la red de apoyo a la emigración que permita desarrollar e incrementar la labor necesaria, al igual que los jesuitas a través del Servicio Jesuita a los Migrantes.

Chris Lowney, quien pasó siete años en el seminario de los jesuitas, antes de incorporarse a J. P. Morgan, recoge en «El liderazgo de los jesuitas» los principios que según él, pueden contribuir al desarrollo positivo de las organizaciones. ¿De qué principios se trata? ¿Por qué los jesuitas? Entre otras razones, afirma, porque esta orden, fundada en 1540, ha desarrollado gestas no sólo religiosas, sino también sociales. Entre los principios más destacables, señala el de la conciencia de las propias fuerzas, sus limitaciones y la necesidad de colaboración, con una visión global del mundo y capacidad para adaptarse a sus cambios, con compromiso con unos valores inalterables y con ambición por alcanzarlos. Quizás estemos ante la oportunidad de poner, de nuevo, a prueba los anteriores principios en favor de los más desfavorecidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine