11 de mayo de 2016
11.05.2016

Dos décadas de desactualización climática

11.05.2016 | 00:46

En el año 1994 se publicó el libro que aún sigue siendo referencia de las vicisitudes climáticas en la Comunitat Valenciana: el "Atlas Climático de la Comunidad Valenciana (1961-1990)". En esta extensiva recopilación de las características climáticas de nuestro territorio, un elenco de científicos valencianos; coordinados por el Doctor en geografía Alejandro Pérez Cueva, recogieron y procesaron una información de gran valor estratégico para el desarrollo del territorio. Pero de ello hace ya 22 años y todavía no hay constancia de que se quiera llevar a cabo su necesaria actualización. Con los posibles efectos del cambio climático antropogénico por estudiar y tomando como referencia climática un periodo ya desfasado y de solo 30 años, existen pocos argumentos para no tomar en consideración la redacción de un nuevo Atlas Climático de la Comunidad Valenciana.

En los preámbulos de este vetusto libro, tanto el ´Conseller d´Obres Publiques´ de aquella época: D. Eugenio Burriel, como el director en aquel momento del Centro Meteorológico Territorial de València del Instituto Nacional de Meteorología: D. Luis Celda; aluden a los beneficios socioeconómicos que implica para todos los valencianos la aparición de este libro de referencia. Todos sus argumentos siguen siendo muy válidos, de hecho no hacen más que reforzar la idea de la necesidad de mantener vigente un Atlas Climático, que proporcione información útil y actual del comportamiento del clima de nuestro territorio. Resulta bastante obvio que actuaciones tan importantes como la organización territorial, la gestión de emergencias o las estrategias agrícolas o turísticas entre otras dependen de forma muy directa de las vicisitudes climáticas, es por ello que mantener como referencia de nuestro clima el desfasado periodo entre 1960 y 1990 implica mayores costes para estos sectores que la propia inversión en investigación que supondría llevar a cabo la actualización de este Atlas. Como hemos venido reclamando desde esta columna en ocasiones anteriores, desde la Asociación Valenciana de Meteorología (AVAMET) pensamos que el sector de la meteorología y climatología valenciano debería agruparse bajo un único paraguas que coordinara a todos los entes ya existentes, para trabajar de forma conjunta y eficiente en proyectos como pudieran ser la actualización del Atlas Climático.

Así pues no parece que actualmente los cimientos del desarrollo territorial estratégico de la Comunitat Valenciana se asienten sobre unos pilares muy sólidos. Y es que resulta bastante curioso que, en una región donde buena parte de nuestros recursos económicos dependen del buen conocimiento de las vicisitudes climáticas y donde buena parte de su población se encuentra viviendo en zona inundable, no se preste más atención a proyectos como este de la actualización del Atlas Climático y a la creación de un ente, llámese por ejemplo ´Servei Meteorològic Valencià´, capaz de llevar a cabo y coordinar este y otros muchos proyectos de índole meteorológica y climática.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine