25 de mayo de 2016
25.05.2016

Cotinos, Ritas y otras desolaciones

25.05.2016 | 04:15

En el inmenso sapo que es la actualidad hay personajes „etiquetándolos suavemente y hasta con la untuosidad propia de miembros de la prelatura„que nos asaltan en sueños „que se mutan en pesadillas„ como es el caso de los titulares de estas líneas y que desgraciadamente no solo son ellos, sino legión. Aquel, al que el fiscal Anticorrupción pide 11 años de prisión, como factótum y urdidor de la despilfarradora y corrupta organización, corrupta por lo tanto dos veces, de la recepción papal al que lo es ahora papa bis o emérito. Aunque intente desmarcarse, difícil le será si recordamos que un día antes de esa recepción se produjo la mayor tragedia europea en el metro, con 43 muertos, que se intentó sepultar, nunca mejor dicho, con el escarnio del olvido y el desprecio, manipulando hasta términos intolerables todo el contexto de la tragedia, intentando anular a los que pudieran arrojar luz sobre la verdad de todo lo ocurrido en aquella tragedia de julio de 2006. Un programa televisivo años después, colocó el tema muy cerca de la verdad de la historia, no solo en España sino fuera de ella, iluminando en toda su plenitud la tragedia y la abyección acumulada.

A Rita se le pretende encausar por el incumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica. Y en este sentido la inmanipulable hemeroteca, nos acredita que apareció junto con Cotino, blandiendo ejemplares de la Constitución de 1812 en la fecha de su aniversario. Lo que en el caso de la exalcaldesa supera la más hipocritante incoherencia, pues en esa oposición frontal de ella a retirar los vestigios del franquismo, llegó aún más atrás en el tiempo y también se opuso a la desrotulación de la calle dedicada al felón general Elío, que le organizó el golpe de estado al vomitivo Fernando VII, lo que supuso la derogación de aquella Constitución, dándole a Valencia el triste privilegio al restaurarse la Inquisición, de que se efectuara el último auto de fe: el victimario fue Cayetano Ripoll, maestro que fue de La Ruzafa, aún no anexionada a la capital, convirtiéndolo en pavesa humana.

Y 3 millones son la consecuencia de estos años del marianato, años de plomo y que representan la disminución en esa cifra de las clases medias, cifra no desdeñable. Según se desprende de un estudio de la Fundación BBVA y del valenciano IVIE. Millás ya lo comentaba aquí con su atinado y justo sarcasmo.

Y 3 millones también, estando en este nuevo período electoral, son los españoles en el extranjero, a quienes, al igual que en convocatorias anteriores se les acumulan dificultades, gastos y demás si quieren votar, calculándose que solo un 10 % lo logrará. Suponiendo que son mayoría absoluta los que se han visto obligados a dejarnos, difícilmente votaran al PP. No hay más que decir, salvo que a esto también se le podía añadir, a favor del PP, su punto de ventaja en salida de la competición con su dopaje económico inyectado por la corrupción y así otras hierbas.
Y qué decir de nuestros jarrones chinos, Aznar y González, el uno defraudando y el otro petroleando junto con Cebrián y el iraní Zandi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine