11 de junio de 2016
11.06.2016

«Sorpasso» sin sorpresa

11.06.2016 | 04:15
«Sorpasso» sin sorpresa

La RAE tiene toda la razón en el informe que publicó recientemente sobre el tratamiento excesivo que hacemos de los extranjerismos, puesto que nos encanta eso de usar expresiones que, por biensonantes o extravagantes, somos capaces de incorporar rápidamente a nuestro lenguaje habitual. En los últimos meses, los medios de comunicación han introducido el término sorpasso, empleado tanto en la esfera económica como política, aunque en especial usado para referirnos a la posibilidad de que Podemos adelante al PSOE en las próximas elecciones.

En ese sentido, la encuesta publicada por el CIS sólo ha venido a confirmar algunos temas que, aunque obvios, no han dejado de sorprendernos. El titular sobre el sorpasso ha inundado las redacciones, dando un empujón a la candidatura de Pablo Iglesias y, si cabe, desestabilizando a un PSOE que se encuentra en horas muy bajas. Sin embargo, y analizado en profundidad, era algo totalmente previsible después de que el partido de los círculos hubiera tenido la capacidad de incorporar una amalgama de siglas que abarcan casi todo el arco parlamentario, entre ellas y muy importante, la llegada de IU con su millón de votos. De ese modo, y mientras que en las pasadas elecciones la aplicación de la Ley d´Hondt y la distribución territorial de escaños fue especialmente dura con Alberto Garzón, que no consiguió en solitario alcanzar su objetivo de constituir grupo parlamentario, lógicamente, en la próxima convocatoria todo ese considerable número de votos le va a servir para mucho a Podemos.

El sorpasso sin sorpresa parece que se va a confirmar, puesto que a excepción de Llamazares, el resto de los votantes de izquierdas reclamaban a voces ese pacto, tal como se desprende de la encuesta del CIS, según la cual Unidos Podemos consigue mantener el 70 % de los votos de IU y anima a muchos indecisos. El sumatorio de fuerzas dará su resultado, aunque a día de hoy no coincidan ni en la ideología que comparten: unos, comunistas y otros se autoproclaman socialdemócratas. Sin embargo, y conseguido el objetivo que buscaba Iglesias de convertirse en el referente más o menos hegemónico de la izquierda, el dato destacado que reflejan todas esas encuestas es que volveremos a tener un resultado prácticamente similar, y la pregunta es si alguien en Podemos cree que el PSOE va a colaborar en la investidura de su candidato, después de producido el sorpasso, defenestrado Pedro Sánchez y con el recuerdo en la memoria de un pacto fallido que nos ha conducido a unas nuevas elecciones. Desde mi más absoluta ignorancia, creo que no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine