13 de julio de 2016
13.07.2016

Sobre la toma de datos meteorológicos: la lluvia

13.07.2016 | 04:15
Sobre la toma de datos meteorológicos: la lluvia

Vivimos en una zona de extrema variabilidad de registros meteorológicos, y esto se debe a nuestra intrincada orografía y a nuestro clima mediterráneo. Hoy trataremos de analizar como se puede medir esta variabilidad para tener controlados todos los riesgos derivados de la meteorología y conseguir la mayor información posible para sectores como la agricultura, la energía o el turismo, para los que la meteorología tiene una importancia estratégica básica. Hoy comenzaremos por la lluvia.

El exceso o la falta prolongada de precipitaciones son de importancia capital para nuestra sociedad, ya en el pasado civilizaciones enteras como la sumeria o la hitita cayeron como consecuencia de las sequías. Hoy en día la historia de estas civilizaciones nos parece tan lejana como extraña y no percibimos la importancia que tiene conocer la pluviometría y actuar en consecuencia. En la actualidad tenemos suficientes datos como para conseguir tendencias claras de la evolución de precipitaciones para cada época del año, puesto que se necesitan datos de al menos 50 años de duración y con una cobertura territorial suficiente. La esperanza es que las estaciones automáticas que recogen datos desde los años 90 proporcionen datos interesantes, siempre que el mantenimiento de los instrumentos sea bueno. Además el pluviómetro debe de estar libre de obstáculos en un ángulo de 45º respecto a la boca para que la lluvia pueda entrar en episodios con viento; tan importante o más que esto es que la estación esté correctamente nivelada, con el mástil completamente perpendicular al suelo. Sea un pluviómetro manual o automático se recomienda que la altura respecto al suelo no sea muy elevada, puesto que a mayor altura mayor inclinación de la lluvia por el viento y menor precipitación real marcará.

El cometido de AVAMET creando una red con las estaciones de sus socios e instalando nuevos equipos en zonas rurales, cuencas hidrográficas pequeñas o de cabecera, con menor cobertura de datos puede tener una importancia vital en emergencias. Y así ha sido visto por la GVA a través de la Agencia de Emergencias, con la que se firmó hace unas semanas un convenio marco de colaboración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine