15 de julio de 2016
15.07.2016

La Bastilla

15.07.2016 | 04:15
La Bastilla

El 14 de julio fue la fiesta nacional francesa, que conmemora el asalto en 1789 a La Bastilla, una prisión parisina. Así comenzó la Revolución Francesa. El mundo no volvería a ser el mismo. En su interior solo había siete prisioneros, pero era un símbolo del poder real y un almacén de armas y pólvora. La actual Plaza de la Bastilla aparece recorrida por un trazado que da idea de su antiguo emplazamiento.

Evitemos determinismos meteorológicos y climáticos. El frío y la lluvia excesiva provocaron malas cosechas en Francia entre 1687 y 1691, durante el reinado de Luis XIV, el Rey Sol. Aunque un 10 % de la población francesa murió de hambre y enfermedades entre 1693 y 1694, no hubo ninguna revuelta y eso que no se tomó ni una sola medida ni se redujo un ápice el lujo de la Corte. Luis XVI no tuvo tanta suerte. En la base del asalto está una población en aumento, en su mayoría campesina, que no era propietaria de las insuficientes tierras que trabajaba. Apenas había trabajos en las grandes fincas y los sueldos eran irrisorios. Imaginen destinar el 55 % de los ingresos a comprar el kilo de pan diario que fuera la base de su alimentación. Añadan los numerosos impuestos.

En este contexto, desde 1770 se acumularon muchos años de malas cosechas. La erupción del volcán islandés Laki en 1783 trajo frío y la ruina de la cosecha de heno, golpeando a la ganadería. Los efectos eran mayores sobre una agricultura rudimentaria, reticente a innovaciones que aumentaran la producción y centrada en un monocultivo de cereal. El helado invierno de 1788-1789 no ayudó a mejorar la situación. Al hambre, falta de medidas, rumores y miedos de otras crisis se unieron las expectativas políticas ante la reunión de los Estados Generales. Una vez se desvanecieron, el polvorín estalló.


La causa más probable de las lluvias de ranas o peces documentadas por todo el mundo es la succión producida por un tornado de las aguas de un lago, estanque o del mar, con toda su fauna acuática.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine