04 de agosto de 2016
04.08.2016

Temperaturas máximas

04.08.2016 | 04:15
Temperaturas máximas

Pascual Valero Amat fue compañero de promoción. Un estudiante sólido y muy culto, que llevó a cabo una memoria de licenciatura de las de antes, de las que casi parecían una tesis doctoral, sobre olas de calor en la provincia de Alicante. Un excelente trabajo de climatología sintética.
Este fin de semana, a raíz del episodio de fuerte calor que se ha vivido en muchas localidades del litoral mediterráneo, especialmente en la Comunitat Valenciana, me he acordado de aquel brillante trabajo, donde se señalaba que las temperaturas extremas, en situaciones de calor, en las ciudades costeras de Alicante, se alcanzaban en jornadas con vientos de poniente. Es decir, que el aire sahariano protagonista de las olas de calor en verano y de los registros muy altos en buena parte de la península Ibérica, no es suficiente en la costa mediterránea para que se logren récords de temperatura. Se necesita otro factor: el soplo de viento del oeste que desde el interior peninsular arrastre aire cálido y lo lleve hasta el mar Mediterráneo. En ese desplazamiento tiene lugar un descenso de cota altimétrica de 500 metros por término medio que favorece aún más el calentamiento que sufre el aire del centro peninsular. Bajo estas condiciones es cómo ciudades como Alicante, Elche, Benidorm o Torrevieja pueden alcanzar registros próximos a los 40 0C o excepcionalmente rebasarlos, como ocurrió el pasado domingo 31 de julio.

Cuando se analizan los registros más elevados anotados en observatorios litorales del litoral mediterráneo y se comprueba la situación atmosférica que los origina, siempre está presente esta doble componente; aire cálido, generalmente sahariano, estancado en el interior peninsular, y vientos de poniente que lo arrastran y lo recalientan aún más hacia esta franja costera. A principios de los años noventa del pasado siglo, lo estudió con rigor el geógrafo Pascual Valero.

Hoy, ese trabajo de investigación sigue resultando esencial para comprender el comportamiento térmico extremo de las tierras del litoral mediterráneo español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine