25 de agosto de 2016
25.08.2016

Valencia, tercera Comunidad

25.08.2016 | 04:15

Cando estamos a las puertas de un nuevo gobierno, hago las siguientes consideraciones para éste y los futuros. Creo que durante la legislatura pasada, así como en las anteriores, nuestra comunidad sufrió una humillación impensable, por lo que expongo lo siguiente:
Corredor Mediterráneo. Un gran desprecio a valencianos y a la mayoría de españoles, pues el construido eje central por Madrid no tiene justificación ni rentabilidad, no siendo el aconsejado por Bruselas. Los empresarios que exportamos cítricos y productos hortofrutícolas en vagones de ejes intercambiables durante muchos años, antes y en la democracia, sabíamos lo negativo del proyecto de Canfranc, que se abandonó debido al rechazo de Francia y la falta de competitividad con respecto al trazado de la línea por Hendaia y Port Bou a través del Mediterráneo. Hoy día, el centralismo dictatorial ha conseguido ejecutar un proyecto de trazado central que obsesionó a los madrileños y el gobierno así lo hizo.

AVE. No ha habido presupuesto hasta ahora para el tramo Alicante-Valencia-Castelló-Tarragona. A los valencianos nos han ignorado, pues el Gobierno consideró prioritaria la conexión exagerada entre Madrid y capitales del centro aún siendo antieconómicas. Fue una decisión de la ministra de Fomento y la tercera capital de España (Valencia) fue ignorada.

Línea férrea Sagunt-Zaragoza. Falta de inversión para atraer a los puertos de Valencia y Sagunt productos de Aragón y la cornisa cantábrica para la exportación e importación, así como para el tráfico de personas.

Parc Sagunt. Se programó políticamente por Aznar y Zaplana para ser de las plataformas logísticas más importantes de Europa dadas sus extraordinarias condiciones. Pero lo crearon la SEPI y el Sepiva, lo que hacía imposible vender ninguna parcela, con lo cual favorecieron que se ubicaran en los polígonos industriales de Madrid, sin suficiente tradición, experiencia y una ubicación que lo justificara. Debido a lo expuesto no hay montada ninguna empresa, a excepción de la fábrica de zumos de naranja creada por el empeño del conseller Cotino con Eduardo Primo y con la suerte de que en el centro de España no se cultiven naranjas.

RTVV. A pesar de que se hizo bien en cerrarla, por su despilfarro y amiguismo, lo lógico, dada la importancia del medio, es que se hubiesen unido políticos y sindicatos y negociaran para haberlo reabierto hace mucho tiempo. Tal como estamos hoy, a los valencianos nos informan los medios centralistas y catalanistas, haciéndonos perder nuestra identidad y no favoreciéndonos en nada. Así, Estamos viendo artículos de la prensa de Madrid sobre las empresas que se van de Cataluña por el independentismo y también las que puden dejar Gran Bretaña, empujando para que su destino sea Madrid; y España tiene más autonomías que pueden albergar las empresas que deseen salir de sus ubicaciones actuales, pero este punto se ignora totalmente.

Categoría. Todo esto, y más, nos ha llevado a que se nos trate como una comunidad de tercera, favorecido por nosotros mismos divididos entre pancatalanistas y panmadridistas y los que pensamos en panvalencianismo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine