Gastronomía

20.09.2016 | 11:52
Gastronomía
Gastronomía

Asistí la pasada semana a unas "jornadas de la sal y el estero" en El Puerto de Santa María.

Era la segunda vez que se organizaban por iniciativa de un grupo de hoteleros, restauradores y bodegueros locales, coordinados por un conocido periodista deportivo.

El marco - el castillo de San Marcos, erigido sobre los restos de una mezquita- no podía ser más representativo de esa localidad gaditana tan rica en historia como irresponsablemente descuidada por sus políticos.

Siempre me ha parecido extraño que una ciudad que tanta importancia tuvo en el comercio transatlántico y en la producción del vino de Jerez no cuidase mejor sus tradiciones.

No hay, por ejemplo, en ella ningún museo de la sal pese a la proximidad de las salinas, ni del vino aunque forma parte del marco de Jerez, ni tampoco ninguno dedicado a los llamados "cargadores a Indias".

Entre los productos presentados en esas jornadas gastronómicas estaban los pescados de estero preparados con plancton y salicornia, un vegetal rico en proteínas que crece en las zonas donde se concentra el agua salada.

Había también vinos ecológicos, lo que me hizo pensar en el enorme potencial que tienen los productos de ese tipo en la Europa rica y que han sabido aprovechar mucho mejor otros países mediterráneos.

En Berlín, donde paso algunos meses del año, hay supermercados especializados en productos ecológicos, sector en el que los exportadores italianos tienen una clara ventaja sobre los nuestros.

Otro tanto ocurre con la sal, en la que destacan por ejemplo los productores franceses o los portugueses, que han sabido dar a ese producto un valor añadido.

Hay que elogiar en cualquier caso iniciativas como las citadas jornadas o los mercadillos de productos locales que se organizan con cada vez mayor frecuencia a lo largo y ancho de nuestra geografía y que tan abundantes son en los países vecinos.

Poco a poco se va tomando conciencia también entre nosotros del inestimable valor del comercio de proximidad como herramienta de desarrollo frente al poder omnímodo de los supermercados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine