10 de octubre de 2016
10.10.2016

Política paranormal

10.10.2016 | 17:41

Psicofonías, ectoplasmas, telepatía, telequinesia, poltergeist, clarividencia, psicokinesis, precognición, clariaudencia. Fenómenos posibilitados por el poder mental. ¿Quién es ese individuo ESP –percepción extrasensorial- que puede influir directamente sobre España? Habrá que preguntar a la mesa mágica de Nulles (Tarragona) y aunque esta no es precognitiva, si podrá descubrir las fuentes pasadas que alimentaron el caudal de la actual política, siempre que se cumplimente el requisito de que pongan las manos sobre ella cuantos mueven los hilos.
En parapsicología y en gobierno, las semillas implantadas hereditariamente en seres humanos les potencian dotándolos con insólitas circunstancias; mientras entes intangibles hacen su agosto pululando por los entresijos de un mercado socio-político- económico sobrecogedor. Poderes ocultos afloran sujetos a deseos de proyección y, sin descubrir ni cómo ni cuando, algunas energías se alían para la telequinesia –movimiento- de intereses y bienes. Fuerzas latentes en la psique gubernativa consiguen transformarse en noticiables al atiborrar el hoy con ectoplasmática presencia, manifestadas a través del medium adecuado. Al igual que "Home fraccionó la esencia del limón en sus varios componentes"; el logro del desgarro en los partidos desintegra tuétanos políticos difíciles de digerir por la oposición. Así mismo, el efecto resonancia, al amparo del imponente potencial de comunicación existente, provoca debacles localistas aplicando el estruendo más horroroso y continuado, sin piedad; una murga ensordecedora que logra destruir puentes entre congéneres, aislándolos más que aunándolos. Objetos embrujados existen movidos por duendes de extraordinaria maña, gnomos que trasladan a las cotidianas vivencias ciudadanas efectos sorprendentes.
"Moisés, fue capaz de provocar una serie de fenómenos que dejaron tan asombrados y asustados al Faraón, a sus sacerdotes y cortesanos, que le fue permitida la salida de Egipto" ("El poder de la mente" Roger Baum).
El analfabetismo político es terreno de cultivo para el engrandecimiento de tramas minuciosamente establecidas, complots capaces de salir airosos ante lo que sea, eludiendo acciones penales o justicieras mientras la existencia adyacente del ente intocable, imposible de captar ni por la cámara Kirlian, bordea estratos de manera escurridiza. Pirámides directivas albergan en sus cúspides a sujetos y mensajes encriptados, productores, desde la nube, de fantásticos movimientos neurosociales activando resortes precisos al uso telequinésico, desde lejos y con sólo discurrirlos. Facultades ESP pueden ser requerimientos a cumplimentar en las referencia de optantes a la integración en equipos internos de gerencia política. La clariaudiencia lustra cualquier historial laboral en opositores a gabinetes de prensa y relaciones externas valorándose en grado sumo la capacidad de escuchar toda clase de voces y advertir psicofonías internas premonitorias de conflicto. Se ha comprobado que ciertos líderes agobiados proyectan sentimientos en tal manera que, en derredor, provocan brotes de pánico; mientras otros y otras dirigentes al acceder a percepciones sonoras liberadas desde vetustos baúles del recuerdo, se achican.
"Rituales esotéricos, secretos mágicos, profecías y referencias a los dioses" promocionan reacciones fatales apartando del camino soluciones y otras posibilidades para la gobernanza generando, psíquicamente, reacción gemelar y espontánea en otros lares, tal como rige la norma parapsicológica sujeta al pensamiento planetario. Invocaciones arcaicas apelan a las almas en pena que vagan en Santa Compaña por "El bosque encantado" (Jose LuisCuerda), forzando a su tétrica aparición, removiendo temores en el pueblo sencillo. Trabajar con el miedo y la penuria viene de tiempos remotos. Miedos que también se enquistan en las vidas de advenedizos aduladores, servidores del golpe seco, y en cuantos poseen moral antroprocéntrica "el Bien para ellos, el Mal para los demás". Pensionistas de glorias pasadas que se doblegan ante la posibilidad de perder favoritismos. Sugestión, hipnotismo y magnetismo ajustados a planes de dominio. Curanderismo ante pobrezas y heridas sociales. Hipnosis multitudinaria generada por brillos –método de Braid- de noticias que día a día se balancean ante el anonadado público. Telepatía autocrática que, leyendo en la mente social sus anhelos y a fin de calmar tales afanes, utiliza tácticas –"es muy raro que los sujetos sean impresionados en contra de su voluntad". Poltergeist –espíritu burlón-, es fenomenología generada inconscientemente como expresión energética del disgusto y dolor aunados, capaz de mostrarse de las maneras más insospechadas y en los lugares más imprevistos. Cabe anotar que se han puesto de moda, en el ámbito político, las "burbujas" de privación sensorial como estimulantes de los fenómenos "psi", capaces de alterar circunstancias de Estado. Letargia, catalepsia, sonambulismo, desdoblamiento de personalidad retratan la más recalcitrante actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine