05 de junio de 2017
05.06.2017

Mestizaje magistral

05.06.2017 | 04:15
Mestizaje magistral

En mi agenda para viajar a Casablanca en el verano de 2015 y dirigir el Instituto Cervantes, el teléfono de Juan Goytisolo fue uno de los cinco primeros. Afincado en la medina de Marrakesh, Goytisolo era la figura mayor del diálogo entre Marruecos y España y aún más entre la cultura española, o europea, y las culturas árabes. Poco después de llegar recibí una llamada suya para que le ayudara a tramitar la renovación de su pasaporte. Llegado ese día, disfruté de su compañía apreciando en su discurso, - sabio, crítico y mordaz- hasta qué punto su visión contenía el poso de una peripecia única y de un compromiso admirable con ese mestizaje de las culturas que anula las contradicciones.
Meses después diseñé un encuentro de escritores españoles inspirados en referentes marroquíes y escritores marroquíes con España como fuente de inspiración. Reprimiendo un ¡primer impulso, me percaté de que no podía llamar a Juan. Su obra era más profunda que ese fluir ocasional de los vasos comunicantes.

Como los grandes traductores de civilizaciones, Goytisolo era el testimonio de hasta qué punto, más allá de las diferencias aparentes, la vida de las personas y su reflejo en la cultura se nutren de una experiencia indivisa resumen de la humanidad. El día que pasamos en Casablanca, tomé conciencia de que, hasta en su manera de andar, la de alguien entrado en la vejez, aquel hombre concentraba en sus gestos, y con un magisterio admirable, todas las geografías del Mediterráneo, el mejor diálogo euroárabe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine