19 de junio de 2017
19.06.2017
ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo

Mercadotecnia sin vacaciones

19.06.2017 | 19:22
Mercadotecnia sin vacaciones

Enredado en estrategias publicitarias y políticas llega el verano. Hay que vender lo que sea y a todas horas, sin cultivo del bien decir ni tan siquiera en altísimos estamentos; llegados a este punto es inevitable es sacar a colación la intervención, en la moción de censura, de Rajoy: "Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político". ¡Ahí queda eso! A niveles individuales, la palabra alcanza la hibridación más chocante. Mensajes que enfervorizan, amilanan, ilusionan y adocenan utilizan técnicas planificadas. "Se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo, si la publicidad es la correcta y la inversión suficiente", decía el productor cinematográfico Joseph E, Levine. En la política nacional, todo es pura mercadotecnia en combate por el cetro. El dinero para resolver se saca de donde sea, los contenidos son falaces y el activismo muta en mera escenificación.

"Las palabras de las personas son un arma", sentencian en el juicio contra una joven que instigó a su novio al suicidio; este, cuando se notó expirar envenenado por el monóxido de carbono, salió del coche. "Me estoy muriendo", le dijo a su novia y ella, con mensaje de texto, le conminó a seguir: "Vuelve a meterte en el coche. Hazlo y punto". Actualmente lo artero trufa estrategias manipuladoras en discursos, imagen y propuestas, infectando voluntades mediante la inducción de cualquier insignificancia o cutrez y, transformando al receptor en avasallado, merced a formatos que igualan a espectadores en la estulticia y el chafardeo. Golpes de efecto alimentan a la domada audiencia que esperar el siguiente trueno removedor de valores durmientes. Hay que deslumbrar hasta anonadar y anular. Saturar para vender, Afanarse en ser moderno sin despegarse de círculos ultraconservadores, generando seres indescriptibles, mucho más fantásticos que los presentes en el viaje de Jasón y los argonautas en la búsqueda del vellocino de oro. Sorprender, siempre es efectivo; la Historia trae a colación maniobras tales como la utilizada por Vlad Dracul, en el siglo catorce, cuando el príncipe transilvano ideó destruir al enemigo turco infiltrando leproso, sifilíticos y leprosos en las líneas enemigas diezmándolos para, posteriormente, empalar a los cerca de veinte mil prisioneros.

Se vive y actúa cara a la galería y no basta acunar el deseo del beneplácito, se ansía la estupefacción, el torrente de atención, el efecto dominó y el show que derrite reales problemáticas ciudadanas. Hollywood, cuando EE.UU. se encontraba en plena depresión, consiguió amansar y gratificar al pueblo produciendo musicales antidepresivos. La sociedad del llamado primer mundo, imposibilitada de soltar amarras, se mece atada con maromas cada vez más indestructibles que, convierten la libertad de navegación por el océano de las ideas en una ficción al estilo del "Show de Truman". La paleoantropóloga orensana María Martinón Torres comenta, al ser entrevistada sobre el reciente hallazgo, en Marruecos, de los restos más antiguos del Homo Sapiens, con más de trescientos mil años, que: "Los fósiles ya tenían una cara moderna y modernidad también en los comportamientos"; la científica no duda en aseverar en la cadena Ser que somos una especie que roba al el resto el espacio vital, por lo que en nada puede sorprender que termine aniquilando a sus propios miembros y, ¿qué mejor arma de aniquilación incruenta que la mercadotecnia? Telecomunicación sinónimo de tele dominación. Primero enquistarse luego parasitar. Mercadotecnia para la generación milenial y mercadotecnia para obsoletos acorazados lastrados por la contaminación; "tras una investigación de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Los agentes detuvieron entonces a una curiosa banda a la que pertenecían, entre otros, Pueyo y Raúl Brey, primo del líder del Partido popular Mariano Rajoy. Según la versión del delincuente (Rodríguez Pueyo), conoció al diputado ruso a finales de 2001 en México por mediación de Raíl Brey y de otro primo del político popular asentado en ese país. Crearon una sociedad en la capital mexicana que actuaba como operadora de bolsa, a la que se aportaban fondos de distintos paraísos fiscales como Dubai, Zúrich o Guinea Ecuatorial", tal como escriben los periodistas C. Morcillo y P. Muñoz en su libro sobre las mafias rusas en España.

Estrellas y estrellitas de la mercadotecnia política no piensan, ni han pensado, más que en la recaudación. "El diputado Pablo Izquierdo Juárez, acusó al Gobierno de González de corrupción sistemática desde los años ochenta. Mientras González está en campaña, repito, todos: los medios de comunicación, partidos políticos, grupos económicos, hemos sido marionetas de una estrategia€ Después de esta campaña, de esta escenificación durante años de abuso de poder, ¿vamos ahora a convertirnos todos en títeres de una nueva estrategia€ permanente de la confrontación por la confrontación, de la provocación por la provocación, con el objeto de crispar la situación?", recoge en su ensayo titulado "Comunicación y política en la IV legislatura de las Cortes Generales (1996-200), el doctor en Ciencias de la Información, Josep María Sanmartín Roset, de la Universidad Carlos III de Madrid. Hay mensajes que anulan al individuo, tal como le sucedió a Listz que al escuchar el rechazo del padre de su novia, se acurrucó en la cama permaneciendo año y medio sin hablar.

Mercadotecnia política hermanada al mensaje de la actriz Sophie Marceau:"El marido se acuesta con Jeanne porque Bernadette le engañó acostándose con Christophe. Al final todos se van a comer juntos a un restaurante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine