23 de junio de 2017
23.06.2017

El PSPV y el oráculo de Delfos

23.06.2017 | 19:21

Guerra total en el PSPV han anunciado las crónicas después del congreso del PSOE celebrado en Madrid el pasado fin de semana. Guerra total por la secretaria general del partido en la Comunitat Valenciana. Otra guerra aquí, como la del Partido Popular, que provoca mayor insignificancia política para los valencianos en el ámbito estatal. No es una buena noticia.

En el siglo IV a.C. la ciudad griega de Delfos fue considerada por Platón como el centro de la sabiduría socrática. Había comenzado su historia como centro religioso donde habitaban las divinidades dedicadas al espíritu, llegando a ser, con el paso del tiempo, centro de sabiduría de los antiguos sabios cuyos preceptos han constituido un importante referente y legado para la civilización occidental. Dentro de estos preceptos, dos son los que el president Ximo Puig y los recientemente jubilados Joan Lerma y Cipriá Ciscar no han tenido en cuenta en los últimos 20 años: «conócete a ti mismo» y «nada en exceso».

Comenzando por el segundo y más reciente, la apuesta valenciana por Susana Díaz del Jurásico socialista estuvo, como se ha demostrado, fuera de toda realidad. Las manifestaciones de Puig en el proceso de primarias estuvieron presididas por el exceso abanderado solamente por dos brillantes ideas: «a mí me gusta ganar» y la unidad de España. Dos pilares que por lo visto iban a sacarnos a los valencianos de la situación en la que estamos.

Que el hecho de que no se debilite la presidencia de la Generalitat que ha costado recuperar 20 años con los peores resultados electorales de la historia del PSPV sea la justificación de Puig para que le den en su partido una vida tranquila, pone de manifiesto la pobreza intelectual y de espíritu de nuestro M. H. president.

Conócete a ti mismo. ¿Qué ha hecho el PSPV en estos últimos 20 años tanto en la Generalitat como en el gobierno del Cap i Casal? Se podría contestar con otro exceso de ineficacia, que ha necesitado suerte y muletas de partidos que hasta ahora habían olímpicamente despreciado para acceder al gobierno autonómico.

Conócete a ti mismo. Puig, Lerma y Ciscar debían conocer hace años que su tiempo político ha pasado. Que tanto en Madrid como en València han venido disfrutando de una cómoda y bien remunerada estadía sin aporte alguno para la Comunitat Valenciana digno de ser destacado y, después de 20 años, componiendo un gobierno de bajo perfil si atendemos a honrosas excepciones.

Nada en exceso. La reciente historia valenciana ayuda a explicar, por acción u omisión, la situación actual del PSPV. Y no es una buena noticia. Lástima que Delfos haya quedado tan lejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine