11 de diciembre de 2017
11.12.2017

Tren a todas partes

11.12.2017 | 20:34
Tren a todas partes

¿Para cuándo la integración ferroviaria plena? "España no necesita otro catálogo faraónico de infraestructuras de alta velocidad para auto engañarse, sino poner el acento en la movilidad cotidiana y aportar soluciones más imaginativas y económicamente capaces de competir con la carretera y el avión", recoge el Informe Tren 2020, de Comisiones Obreras, Greenpeace, WWF y PTP. Comunidades de primer, de segundo y hasta de tercer orden suspiran por la implicación del Ministerio de Fomento, y de su rector "el Pelazo", "el George Clooney del Gobierno": Íñigo Joaquín de la Serna Hernáiz. En espera de sus actuaciones, "todos los de Cantabria le piden lo mismo: Ya que es ministro de Fomento que mejore las comunicaciones con nuestra comunidad, aunque como nació en Bilbao a lo mejor prefiere atenderlos a ellos primero", ("El Mundo", 05/11/2016). El citado informe Tren 2020, puntualiza: "las redes ferroviarias europeas más importantes se caracterizan por un amplio nivel de servicio de cercanías y regionales".

El PSOE, durante el gobierno de González, centrándose en la potenciación de una imagen que impresionase al resto de Europa con implantaciones desarrollistas en la EXPO´92 (Sevilla), los Juegos Olímpicos de Barcelona y la capitalidad cultural europea de Madrid, potenció las comunicaciones en esos tres flancos, y bajo el incentivo del relumbrón internacional, se priorizaron empresas como el tren de alta velocidad Madrid-Sevilla.

La incomunicación como maniobra oligárquica imposibilita el florecimiento, y por lo tanto la autonomía de núcleos ciudadanos y empresariales que, aun siendo propicios al avance social y la expansión comercial, se ven abocados al abandono por parte de las nuevas generaciones, y la ralentización del tejido industrial. En la costa mediterránea existen casos sangrantes como el de Marbella. En Villena, con la parada del AVE: "Hemos salido perdiendo. El tiempo que ganas con la alta velocidad, lo perdemos para encontrar esto", y la de Utiel-Requena es "otra estructura que languidece", por su lejanía de la población. Alcira, tienen su estación lejos del núcleo urbano quedando el viajero a merced de un programado servicio de autobuses urbanos. En Onteniente, la estación está a uno con cincuenta y un kilómetros de distancia, que los usuarios generalmente, recorrían caminando campo a través.

Por los caminos de hierro ha viajado el poder, la crueldad, la esperanza, la cultura. El tren ha sido protagonista en episodios como la "operación Compás", abierta en mil novecientos sesenta y nueve y cerrada en enero de mil novecientos setenta y tres, "un asunto relacionado con la masonería", sobre el que Pilar Urbano escribe en el capítulo "La nieta de Franco y los masones" ("Yo entré en el Cesid"): "Villaverde salía con políticos y financieros, con mujeres y con hombres. Nuestro objetivo eran esas personas. Uno de los contactos frecuentes de Villaverde, era Antonio del Villar Masó, altísimo grado de la masonería española. Villar Masó, por ferrocarril, se desplaza hasta Le Havre, la ciudad donde vive monsieur George Danton". Tras redactar el parte de la investigación, fue presentado a Franco y "dicen que su comentario fue: Si mi nieta se hace masona, por muy nieta mía que sea, nunca será reina de España".

"Somos la patria de la impuntualidad y ahora queremos ser los más puntales", comentaban a raíz del incidente en el que una niña se quedó "tirada y sola, a las diez de la mañana y a dos grados bajo cero. Es lo que cuenta la madre de la niña de 11 años que se quedó así en la estación de Segovia, porque a sus familiares no les dio tiempo abajar del tren", ("rtvcil.es", 08/12/2017). Iñaki Garay, Director de Comunicación de Renfe, ratificaba las disculpas a la familia afectada y añadía, "Queremos que los viajes sean de placer". Pero. Subir y bajar de los vagones no es cosa fácil y mucho menos para personas con movilidad reducida; en algunas estaciones de primer orden es deficiente la megafonía de llamada a las puertas de acceso a los andenes, y tampoco hay paneles de fácil visibilidad con salidas y llegadas. Parece como si quien viaja lo sabe todo, o no precisa adecuación del medio para la suficiente autonomía. No todo el mundo es asiduo viajero como para manejar tiempos, espacios y aparatología con soltura. También viajar con mascotas (perros, gatos, hurones y aves no de corral) se ciñe a normas, una de las cuales es la de un ejemplar por viajero, la conformidad del resto del pasaje y que no sobrepase los diez kilos de peso, por lo que el abanico de posibilidades se reduce.

"Anjani Mehta, la jefe de estación, refirió que es muy elevado el número de empleados en ferrocarriles, y que únicamente desde que trabajan las mujeres se respetan los carteles que ella misma pidió al Ministerio que fueran colocados en cada departamento: Por favor, no escupa encima de su vecino. Por favor, no se descalce si previamente no se ha lavado los pies el día antes. Por favor, no coma ajo si la ventanilla está cerrada, Por favor, no orine en el suelo. Muerta de curiosidad le pregunté: ¿Hace de jefe de estación vestida con el sari? Desde luego. Pero me pongo la gorra. Escribía la periodista italiana Oriana Fallaci sobre la India en su libro "El sexo inútil". En EE.UU. el ferrocarril significó la consolidación y expansión de una nación, acercando cada confín de sus estados. Horas y horas de traqueteos son parte intrínseca de vidas como la de Mohandas Karamchand Gandhi "viajaba en primera clase, como hiciera durante su estancia en Gran Bretaña. Hacia la mitad del recorrido, un hombre de raza blanca conminó al revisor por ver sentado en el compartimento que debía ocupar a un hombre de color. Ante la negativa de Gandhi de trasladarse a tercera clase, fue expulsado de malos modos del tren en la estación de Maritzbourg, capital de Natal", escribe Rosa Herranz. Actualmente, el consistorio valenciano se encuentra en pleno goteo de información sobre el dilatado y enrevesado proyecto Parque Central, con la reconversión del maravilloso edificio modernista de la terminal Norte, en área comercial.

En el capítulo titulado "El contubernio de Munich" (IV Congreso del Movimiento Europeo 1962), el profesor, novelista y guionista Manuel Espín recogía los siguientes datos testimoniales: "Llegaron los que llamo cariñosamente "chicos de la txapela", la gente del PNV, Íñigo Cavero (XI barón de Carondelet, cuyo hijo político es Pablo Cavero "el político más rico de España"), y yo acudimos a la estación de tren de Munich a esperar a Gil-Robles que se encontró con un tren lleno de jóvenes nacionalistas, que cantaban himnos y bebían sidra. Horrorizado Gil-Robles casi quería volverse a España. Pero conseguimos llevarle hacia el hotel. Gracias a Ridruejo y a Enrique Adroher Gironella se establecieron muchos puentes entre los del interior y los del exterior. Y Gil-Robles se reunió con Salvador de Madariaga. La resonancia del encuentro español en Munich fue muy amplia en los medios europeos. Y eso que desde el régimen se intentó boicotear el acto con una auténtica ofensiva diplomática".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine