20 de marzo de 2018
20.03.2018

Una jubilación bajo mínimos para un futuro 5G

20.03.2018 | 04:15
Una jubilación bajo mínimos para un futuro 5G

Días atrás, leí en un periódico el siguiente titular: «La revolución del 5G se gesta en Barcelona aprovechando el escaparate del Mobile World Congress». Tengo claro que las nuevas tecnologías ya son un pasado y que nuestras vidas están inmersas en esa vorágine, en esa era tecnológica elevada a la enésima potencia, al igual que tengo claro que, en nuestro país, es evidente la existencia de una brecha digital y social entre la ciudadanía; prueba de ello son los índices de pobreza y las tasas altas de desempleo.
Mientras comienza la carrera hacia la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil (5G), a nuestras personas mayores se les pide el esfuerzo de adaptarse a los tiempos que corren, de pasar de lo material a lo virtual. Eso sí, con una subida paupérrima del 0,25 % de sus pensiones.

Todo comenzó en 2012, tras aquellas declaraciones tan desafortunadas de Christine Lagarde, directora gerente del FMI, en las que reclamaba a los gobiernos medidas drásticas y duras contra las personas mayores, pues el envejecimiento «puede crear un serio problema en el futuro». Por ello, exigí a los gobiernos recortes de las prestaciones y retraso de la edad de jubilación.

El año pasado, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) consideró que había que aplicar a las pensiones de los jubilados españoles una subida del 0,25 %. Además, apuntó que esa subida mínima garantizada por ley sería aplicable hasta, por lo menos, 2022. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, no se sonrojaba, en una de sus últimas ruedas de prensa, al afirmar que las pensiones «son una prioridad para el Gobierno»; al contrario, ¿no será un gran problema? Por eso, el incremento de las pensiones de este año también será: 0,25 %. Para el portavoz, el debate sobre la subida de las pensiones ligada al incremento del IPC es «una puja populista».

No, señores, no. La subida de las pensiones de un 0,25 % supone una pérdida real del 7 % del poder adquisitivo de los pensionistas. La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) hacía la siguiente reflexión, que comparto: «¿Dónde está esa revalorización de las pensiones cuando en el último año la luz ha subido casi un 10 % y el gas un 6,2 % en la última revisión trimestral?». Todo esto sucede en la salida de la carrera hacia el 5G. Pero tengamos cuidado. A ver si en lugar de correr hacia un país puntero en tecnología, vamos hacia el precipicio más profundo por no cuidar a nuestros mayores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine