27 de octubre de 2015
27.10.2015
Juicio

Hablan las víctimas: "Ha sido el final de un calvario que se ha prolongado durante años"

Las trabajadoras que denunciaron a Sanz se muestran satisfechas con la condena acordada

27.10.2015 | 19:42

Las tres periodistas de RTVV que denunciaron abusos y acoso sexual por parte del ex secretario general del ente Vicente Sanz han mostrado su "satisfacción" después de que el acusado se haya declarado hoy culpable de tres delitos continuados de abusos y acoso sexual cometidos sobre ellas.

En un comunicado conjunto remitido esta tarde, las tres exempleadas han manifestado que el reconocimiento de los hechos por parte de Sanz supone el "final de un calvario" que se ha "prolongado durante años" y que les ha comportado secuelas psicológicas.

En el juicio señalado en la Audiencia de Valencia, las partes han alcanzado una conformidad, y Sanz ha reconocido los hechos y aceptado indemnizar a las denunciantes con 210.000 euros en total y una multa de 15.696 euros, aunque eludirá la prisión a pesar de que Fiscalía y dos acusaciones pedían para él más de 20 años de cárcel.

En el comunicado, las denunciantes celebran que Vicente Sanz haya admitido "encuentros, humillaciones y vejaciones sexuales" sobre ellas entre 2007 y 2010, unos hechos producidos "bajo amenazas que afectaban a su vida personal, familiar y profesional".

Según han asegurado, han sufrido "durante más de cinco años" un procedimiento "largo y lleno de obstáculos, críticas y dilaciones innecesarias" que en su opinión no han hecho más que "multiplicar los perjuicios derivados de estos hechos, ya de por sí deleznables".

Hoy, Sanz "no ha tenido más remedio que admitir finalmente toda la variedad de hechos libidinosos de naturaleza sexual", así como la "utilización de su poder para conseguir sus objetivos, con objeto de poder llegar a una conformidad y así eludir las penas de prisión".

Según destacan, el exdirectivo del ente público ha confesado abusos sexuales "conseguidos" mediante expresiones como: "Ya te dije quién manda aquí", "Soy Dios", "No olvides quién soy yo, como amigo soy muy amigo, como enemigo, mato", "Te destrozaré la vida a ti y a tu familia" o "No pasa nada, ¿no sabes que las mujeres de la tele están enamoradas de mí?".

Como consecuencia de todos estos hechos, las tres mujeres padecieron "trastornos adaptativos con sintomatología ansioso depresiva", razón por la cual tuvieron que permanecer de baja laboral durante un periodo de "larga duración".

"Como era de esperar, estos hechos conllevan una responsabilidad civil para el resarcimiento de los daños y perjuicios causados por Sanz, con la responsabilidad subsidiaria de RTVV, ya que los directivos no hicieron absolutamente nada para evitarlo o ayudar, eludiendo su apoyo y, por supuesto su responsabilidad", aseveran las extrabajadoras.

Recuerdan, además, que las tres han sido "las únicas que han denunciado, sufrido y sido parte" de todo este procedimiento, por lo que se sienten también "las únicas legitimadas para llegar a esta conformidad y esta solución".

En ese sentido, hacen un llamamiento a la reflexión, para "que no se utilice este caso confundiéndolo con otros hechos de RTVV que no han sido denunciados o con otras situaciones que no han sido vividas" por las denunciantes, puesto que "nadie más se ha atrevido a denunciar".

Del mismo modo, expresan su "mayor agradecimiento" a cuantas personas y colectivos se han interesado por ellas desde el principio de la denuncia y "desmarcándose de la actitud pasiva de la mayoría, mirando hacia otro lado o escudándose en que todo el mundo lo sabía"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine