04 de septiembre de 2015
04.09.2015
Prevención

Cómo combatir los piojos en la vuelta al cole

Los piojos afecta a un 5-15 % de los escolares con independencia de la longitud del cabello y su nivel socioeconómico

29.09.2015 | 01:46
Hay distintos tratamientos contra los piojos en las farmacias.

Los piojos afectan entre un 5 y un 15% de la población escolar independientemente de la longitud del cabello y del nivel socioeconómico, por lo que "hay que abandonar la idea que asocia la infestación de este parásito a la falta de higiene en los niños", según ha señalado el Colegio de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) en un comunicado.

La saliva que segregan los piojos tras picar causa hipersensibilidad dérmica e intensos picores, y el rascado subsecuente erosiona la piel y llega a causar infecciones bacterianas secundarias con sarpullidos, costras y supuraciones. Por ello, el MICOF recomiendan que se pregunte al farmacéutico antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento.

Los piojos son un ejemplo de especialización biológica ya que no pueden sobrevivir lejos del cabello humano y sus huevos no son viables pasada una semana. Viven entre los cabellos donde encuentran un ambiente cálido y húmedo, pero hay que desterrar el mito de que saltan, puesto que ni saltan ni vuelan, sino que se contagian por contacto directo.

Para evitar la infestación debemos revisar frecuentemente la cabeza de los niños (sobre todo detrás de las orejas y en la nuca) y pasar la liendrera (peine de púas muy juntas). Sus liendres son huevos blancos pegados a la base del pelo (no se desprenden fácilmente como la caspa).

Desde el MICOF se recomienda avisar al colegio y a la familia más cercana lo antes posible para evitar que se extienda el contagio. Además, hay que evitar utilizar el secador y no se deben compartir peines, toallas, ni coleteros. Asimismo, se tienen que desinfectar la ropa y las sábanas, los peines y los cepillos, los juguetes, las alfombras y los tapizados (todo a 55, y lo que no se pueda, lavarlo en seco).

Tratamientos
En caso de contagio debe iniciarse un tratamiento pediculicida siguiendo las instrucciones del producto. Estos se pueden aplicar como insecticidas (existen varias opciones) o con siliconas. Si el tratamiento es un insecticida, se deberá utilizar una loción pediculicida con el cabello seco, dejar actuar durante un tiempo, luego lavar la cabeza con un champú pediculicida y se termina aclarando con agua y vinagre y dejar que el pelo se seque al aire. Es aconsejable repetir 10 días y 20 días después.

Los tratamientos contra estos parásitos sólo deben realizarse si se detectan piojos y liendres nunca como preventivos, ya que los piojos se pueden volver resistentes a los productos, algo que puede generar que se tarde más en erradicar el contagio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
¡Mándanos tu truco, consejo útil o recomendación para que la publiquemos!
Enlaces recomendados: Premios Cine