16 de agosto de 2015
16.08.2015
Música

67.000 visitantes llenan Cullera en el gran festival del verano en la Ribera

La segunda edición del Medusa Sunbeach Festival ha multiplicado por cuatro el público asistente que partía de 15.000 personas

16.08.2015 | 04:15
Miles de visitantes se pasaron el viernes y el sábado por el festival de Cullera.

Más de 67.000 personas se han pasado, entre el 14 y el 15 de agosto, por la playa de Cullera durante la segunda edición del Medusa Sunbeach Festival que cerró ayer sus puertas.

Una segunda convocatoria que según Ibai Cereijo, miembro de la organización, «ha superado todas las expectativas» tanto en asistencia como en aceptación por parte del público que «ha destacado especialmente por el buen ambiente creado entorno al festival».

Cuatro veces más
El certamen de música electrónica e indie bajó anoche la persiana «con un balance muy positivo a luz de las cifras» apunta. De los 15.000 asistentes de 2014 el evento ha pasado a multiplicar por cuatro su público consolidándose como el gran festival del verano en la Ribera.

Un nutrido número de grupos y DJ se subieron a los cinco escenarios dedicados al techno, al remember y a la música indie instalados en Cullera. Los amantes del pop disfrutaron de las actuaciones de Lory Meyers, Vetusta Morla, Delorean, Arizona Baby, Zahara o Niños Mutantes, entre otros. Mientras que los DJ Dimitri Veggas & Like Mike, Diplo, Steve Aoki, Paco Osuna, Carl Cox o Head Hunter hicieron bailar a miles de personas en sus respectivos escenarios. El festival arrancó oficialmente el viernes por la tarde a partir de las 18h. Una jornada que contó con la presencia de 29.000 personas desde sus primeras horas. A diferencia de la primera edición, el Medusa Sunbeach Festival se ha prolongado esta vez a dos días de duración y ha incorporado la posibilidad de acampar cerca del recinto. Miembros de la organización estiman que 5.000 asistentes ocuparon las plazas de la zona de acampada.

El festival ha destacado también por tener el escenario más grande que se ha instalado hasta el momento en España, con una altura de ocho metros y 80 metros de ancho. Además, el artista local fallero Fede Alonso ha sido el encargado de elaborar las piezas ornamentales de los diferentes escenarios. La organización del Medusa Sunbeach Festival ha cifrado el impacto económico del evento en un millón de euros. Mientras que la inversión estimada alcanzaba el millón y medio, de los cuales el 70% se ha destinado a empresas y trabajadores locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine