21 de agosto de 2015
21.08.2015

El Consell exige a Alzira y Carcaixent que se pongan de acuerdo: autovía o ruta verde

Obras Públicas pospone cualquier decisión sobre el proyecto del PP en la avenida de la Ribera hasta que haya consenso

20.08.2015 | 22:53

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio no moverá un papel ni menos un euro hasta que los ayuntamientos de Carcaixent y Alzira, ambos con alcaldes de Compromís, se pongan de acuerdo sobre si quieren una autovía o una vía verde.

El departamento que dirige María José Salvador ha dado marcha atrás y ha emplazado a los alcaldes de ambas ciudades, Paco Salom y Diego Gómez, a decidir qué hacer con el proyecto que el PP licitó antes de las elecciones para duplicar un modesto tramo de algo más de 600 metros de la avenida de la Ribera, entre Alzira y Carcaixent. El Gobierno de Alzira rechaza el proyecto de plano y prefiere que esa inversión se destine a una vía verde, pero el de Carcaixent se ha molestado porque nadie le ha consultado y pide que le expliquen con datos y estudios porqué es mejor una vía verde que el inicio de una autovía.

Gómez y Salom no se verán hasta final de mes o principios de septiembre porque el segundo sí está estos días en el ayuntamiento, pero Gómez se encuentra de viaje en la India.

En la marejada terció ayer el vicesecretario de la conselleria, Francesc Signes, que habló por la mañana con el alcalde de Carcaixent tras publicar Levante-EMV el malestar de este gobierno que llegó a llamar «irresponsable» al Consell en una escalada verbal que, de momento, no tiene precedentes entre cargos públicos de los mismos partidos que sustentan el bipartito del Consell, PSPV y Compromís. Signes dijo ayer que el departamento de Obras Públicas no va a adoptar «ninguna decisión» sin que se produzca antes un consenso entre los dos ayuntamientos. El alto cargo del Consell admitió que la conselleria debería de haber escuchado al Ayuntamiento de Carcaixent antes de dar por hecha la anulación del proyecto como solicitaba el de Alzira.

Reunión en septiembre

Signes ha citado en la conselleria para la primera semana de septiembre a los dos alcaldes, aunque este departamento espera que lleguen con un acuerdo bajo el brazo. Entonces se valorará, pero el Consell tampoco se cierra a estudiar otras opciones, como la salida a la autovía desde Carcaixent hasta Alberic por Cogullada como reclama Salom. «Nunca tomaremos una decisión que no está consensuada por todos», aseguró Signes.

El Consell también va a poner sobre la mesa el debate de la conexión directa de Alzira con la autopista AP-7, una reclamación histórica de los empresarios de esta ciudad y que el nuevo bipartito quiere reclamar también al Gobierno central. La conselleria está convencida de que habrá un acuerdo y que se encajará el proyecto más adecuado tanto para Carcaixent como para Alzira.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine