17 de septiembre de 2015
17.09.2015

La auditoría de la Pobla descubre que el ayuntamiento no pagó el IVA en 2012

17.09.2015 | 00:27

Están siendo semanas de sorpresas desagradables en muchos de los ayuntamientos en los que entraron nuevos equipos de gobierno tras las elecciones de mayo. Uno de los más afectados está siendo, sin duda, la Pobla Llarga, con un ejecutivo ahora formado por el PSPV-PSOE con la dirección de Neus Garrigues que ha encontrado un buen número de facturas sin pagar y deudas contraídas sin asumir de la época de Rafael Soler, líder comarcal del Partido Popular y ahora diputado provincial, además de último responsable de Imelsa, una empresa pública que está en el jo del huracán.

Según la auditoría profesional que está desarrollando un equipo de especialistas, ya sube a más de medio millón de euros el importe que no estaba reconocido y que tendrá que asumir el nuevo equipo de gobierno. Uno de los ejemplos más graves se ha producido cuando el ayuntamiento poblatano ha empezado los trámites para poder cobrar los más de 100.000 euros de subvención del nuevo plan de la Diputación de Valencia y se ha dado que no es posible porque no está al corriente de pago con Hacienda, ya que el anterior equipo de gobierno del PP no abonó el IVA del año 2012.

«No han hundido»

Los 63.000 euros de entonces se han convertido ya en más de 72.000 euros, que el gobierno de Garrigues está intentando negociar con el ente fiscal para poder seguir con el funcionamiento del consistorio. «No hay palabras para poder calificar todo el que nos estamos encontrando. El Partido Popular debería de pedir explicaciones a su actual diputado Rafael Soler por su gestión al frente de nuestro pueblo», comentó ayer el teniente de alcalde y presidente de la comisión de Promoción Económica y Hacienda, Ximo Vidal. Sólo esta semana, la auditoría ha desvelado tres sentencias firmes (contra las que no hay posibilidad de alegar absolutamente nada) por valor de 269.000 euros. Un importe que no reconocía como deuda el PP y que el nuevo ayuntamiento tendrá que hacer frente. De dicha cantidad, 190.000 han sido reclamados por una entidad financiera después de que adelantara la cantidad para la construcción de la Casa de la Música.

«Vamos a salir de este pozo en el que nos ha hundido el Partido Popular, estoy convencida, pero la Pobla Llarga tiene que saber la situación real en la que estamos, por dura que sea», argumentó ayer la alcaldesa, Neus Garrigues.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine