01 de octubre de 2015
01.10.2015

Cullera descubre una nueva deuda de 4,5 millones heredada del PP

El consistorio tiene que hacer frente ahora a una demanda civil de la empresa de recogida de residuos de la que el ejecutivo de Sanjuán nunca informó

30.09.2015 | 23:11
Cullera descubre una nueva deuda de 4,5 millones heredada del PP

No hay día en el que alguno de los nuevos equipos de gobierno no haga públicas facturas ocultas de los anteriores ejecutivos locales. El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, hizo público ayer por la noche en el pleno ordinario de septiembre que el ayuntamiento adeuda, a día de hoy, 4,5 millones de euros a la empresa concesionaria de la recogida y tratamiento de residuos. Esta cuantía corresponde al impago de facturas atrasadas, pertenecientes a un año de servicio, y que habían sido ocultadas por el antiguo equipo de gobierno del Partido Popular.

Mayor explicaba que, tras su toma de posesión en junio, el nuevo ejecutivo socialista se encontró con una demanda civil presentada al ayuntamiento por parte de la Sociedad de Agricultores de la Vega (SAV), con fecha de enero de este año, y con motivo del impago de diferentes facturas. El primer edil afirmaba que toparse con el documento «fue la primera noticia que tuvimos de la deuda porque ni antes de las elecciones ni durante el traspaso de poderes se nos facilitó esa información». En el documento, SAV reclamaba 3.672.708 euros por pagos atrasados, a los que se deben sumar 802.912 euros, en concepto de intereses de demora. El total asciende a 4.475.620 euros, que se adhieren a la deuda bancaria total del consistorio: 34 millones de euros. Esta cifra convierte al Ayuntamiento de Cullera en el más endeudado de la Ribera.

Ante este descubrimiento, Mayor critica que desde el PP «se negaron a aprobar presupuestos durante varios años para adaptarlos a la nueva realidad económica y la bola se fue haciendo cada vez más grande hasta habernos llevado a una situación límite de colapso económico y recortes que han perjudicado a los vecinos y especialmente a los colectivos más débiles afectados por la crisis», a lo que añadió que la deuda la tendrían «que pagar ustedes de su patrimonio, que son quieres generaron la deuda con su gestión nefasta».

Diálogo abierto

Desde junio, el actual ejecutivo ha ido trabajando en el asunto y ha logrado paralizar la acción judicial, después de haber abonado a la SAV un total de 2.800.301,59 euros en los últimos meses. De hecho, y tal como afirman fuentes municipales, uno de los primeros pasos que dio el alcalde fue retomar el diálogo con la empresa, para acordar un plan de pagos, después de que el anterior primer edil se hubiera negado a recibirles para tratar el asunto durante dos años. A 1 de octubre siguen debiéndose a la SAV 13 meses de prestación de servicio, que se resumen en 3.188.000 euros, más 637.418 de la revisión de precios, a los que se deben añadir los intereses de retrasos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine