20 de octubre de 2015
20.10.2015

La mamografía en 3D del hospital aumenta un 20 % la detección de tumores

La nueva tecnología, que ya se ha utilizado en 13.000 mujeres, también permite la localizacón en la fase inicial

19.10.2015 | 21:58

La instalación de la mamografía digital 3D por tomosíntesis, una moderna tecnología que el Hospital de la Ribera incorporó en febrero de 2012, ha permitido aumentar un 20 % la detección del cáncer de mama en comparación con la mamografía convencional, según informó ayer el centro sanitario, que aprovechó la celebración del día mundial contra el cáncer de mama para detallar que más de 13.000 mujeres han sido ya estudiadas con este sistema en tres dimensiones que no sólo aumenta la capacidad de detección de tumores sino que también permite hacerlo cuando se encuentran en fases iniciales.

La jefa del servicio de Radiología del hospital de Alzira, Julia Camps, destacó ayer que «el 60 % de los tumores detectados en el hospital con el uso de la tomosíntesis tenía un tamaño inferior a un centímetro». Por otra parte, «en el 30% de las mujeres estudiadas, la tomosíntesis ha añadido información no visible en la mamografía convencional, lo que ha permitido ver mejor las lesiones, ha ahorrado ecografías y mamografías adicionales y ha aumentado la confianza del radiólogo en las imágenes a la hora de realizar un diagnóstico», agregó.

Fuentes del hospital destacaron que gracias a esta información adicional ofrecida por la tomosíntesis se ha reducido el número de rellamadas a pacientes para realizar ecografías y mamografías adicionales para aclarar hallazgos dudosos en un 77 % desde el año 2011, «lo que ha evitado la ansiedad y angustia que produce a estas mujeres el hecho de volver a ser citadas para hacerse pruebas complementarias, al tiempo que se agiliza enormemente la actividad asistencial», señaló la doctora Camps.

Así, la mamografía en 3D por tomosíntesis permite un estudio mucho más preciso de la mama, ya que elimina la superposición de estructuras glandulares que pueden ocultar un cáncer, aumentando la especificidad y la sensibilidad del estudio mamográfico. Desde su incorporación a su cartera de servicios, el primer centro público de la Comunitat Valenciana que incorporó esta tecnología, el Hospital de La Ribera realiza este estudio a todas las mujeres a las que se les solicita una mamografía.

Características técnicas

El mamógrafo 3D por tomosíntesis permite obtener por cada exploración 30 imágenes de baja radiación, que se reconstruyen a un milímetro, en función del grosor de la mama. Para ello, el mamógrafo realiza un movimiento en arco a lo largo de +15 y – 15 grados. A diferencia de la mamografía convencional, que ofrece dos imágenes de la mama (vertical y horizontal), la mamografía en tres dimensiones, al ofrecer una imagen de cada milímetro del seno, permite al especialista analizar toda la estructura interna de la mama, estudiar cualquier alteración y todo lo que le rodea.

Asimismo, junto a la detección precoz del cáncer de mama, el mamógrafo por tomosíntesis permite también realizar procedimientos intervencionistas (inyección de radiotrazadores para la localización preoperatoria del tumor) en muy poco tiempo y de manera confortable para las pacientes.

La incorporación de la tomosíntesis cierra el círculo de la cartera de servicios del hospital en lo que a diagnóstico de la patología mamaria se refiere, consolidando la posición de vanguardia que su Unidad de Patología Mamaria mantiene dentro del colectivo médico nacional, destacaron ayer desde el centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine