04 de febrero de 2016
04.02.2016

Un policía imita al «hermano mayor» para combatir el absentismo en Cullera

Un agente tutor controla la asistencia a clase y vigila los entornos de los colegios para evitar acciones delictivas como el consumo de droga

04.02.2016 | 00:24

El absentismo escolar se está convirtiendo en un problema con mayor implantación en los centros de estudios ribereños y valencianos. Un problema que va «in crescendo» y contra el que hay que luchar poniendo todos los medios necesarios. Para evitar el absentismo, luchar contra el acoso en las aulas y en los alrededores y garantizar la protección de los menores en edad escolar se ha creado una figura innovadora: el agente tutor.

Un policía municipal controla en Cullera la asistencia a clase y vigila los entornos de colegios e institutos para evitar acciones delictivas y la venta de droga. Se trata de un tipo de «hermano mayor» encargado de velar para evitar fenómenos que puedan perjudicar a los niños del municipio. La iniciativa la llevan a cabo en Cullera, de forma conjunta las concejalías de Servicios Sociales, Educación y Policía Local en el marco del Programa Agente Tutor, un proyecto al que se ha adherido el ayuntamiento de la ciudad para dar continuidad y mejorar las acciones que ya estaban haciéndose en dicha materia.

Las principales actuaciones se centran en la detección de menores por la calle o en casa en horario escolar de forma injustificada, la facilitación de la asistencia al colegio a los niños o la prevención del consumo de sustancias prohibidas entre los menores y la venta en su entorno.

Asimismo se trabaja en la identificación de posibles situaciones de riesgo y la coordinación de forma estrecha con los agentes sociales y el profesorado de aquellas acciones necesarias para conseguir una mejora de las situaciones de riesgo que puedan afectar a los menores.

El Programa Agente Tutor implica a toda la ciudadanía de forma que pueden colaborar todos aquellos vecinos que tengan conciencia de casos de absentismo o de situaciones de riesgo. Así, los profesores pueden coordinar su función diaria con los servicios específicos y los profesionales que requieran.

Por su parte, los padres y madres pueden solicitar ayuda a los profesionales que integran el programa para mejorar la situación de sus hijos. Por último, cualquier ciudadano puede dar aviso a las autoridades en caso de comprobar comportamientos antisociales o problemáticos de los menores. Si se enteran de cualquier caso de acoso escolar, violencia u otra situación que desfavorezca a un menor también tienen que comunicarlo.

Un Consejo de Prevención del Absentismo estudia los distintos casos y aporta posibles soluciones y alternativas de forma coordinada. En opinión de la concejala de Servicios Sociales, Francesca Ortiz: «A pesar de que en Cullera el absentismo es un problema menor, siguen registrándose casos y hace falta que pongamos los medios necesarios para evitar estas situaciones y dar soluciones cuando se produzcan».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine