17 de febrero de 2016
17.02.2016

Almussafes invertirá 200.000 ? para adaptarse a los discapacitados

El ayuntamiento quiere acabar con los obstáculos arquitectónicos y mejorar también los semáforos

16.02.2016 | 23:57

En Almussafes se han propuesto eliminar todas las barreras arquitectónicas de sus calles. Hace un tiempo el ayuntamiento encargó a la Universitat Politècnica de Valencia (UPV) y a la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Valencia (Cocemfe) que elaboraran un proyecto global para acabar con estos obstáculos y hace una semana estas dos entidades entregaron el documento al gobierno local. Con lo que, en un corto plazo de tiempo se prevé empezar a ejecutar las obras que se prolongarán durante diversos años, según anunció el alcalde, Toni González (PSPV).

En este municipio de la Ribera Baixa, donde viven casi 9.000 personas, hay más de cien personas con discapacidad. Así que el ayuntamiento pidió a la UPV y a la asociación Cocemfe que redactarán un plan para hacer completamente accesible la ciudad y que, por tanto, las barreras arquitectónicas desaparecieran de las calles y de los edificios públicos. El ayuntamiento recibió hace unos días este documento y ahora el próximo paso será empezar las obras, que se realizarán a lo largo de diversos años.

El nuevo gobierno local había decidido no acometer durante estos primeros meses ninguna obra de mejora a la espera de este documento que acaba de recibir. Pero, para este año 2016, cuentan con una partida de 200.000 euros para iniciar los trabajos y probablemente este presupuesto aumentará, ya que se espera que las cuentas municipales tengan superávit. Así que en abril podrían empezar las obras.

Almussafes es un municipio con la economía local bastante saneada gracias en parte a los importantes ingresos que recibe por albergar la multinacional Ford.

Accesible para todos

La idea no es solo hacer accesibles las aceras y los edificios públicos, sino realizar obras de mejora que ayuden también a los discapacitados sensoriales. Así, por ejemplo, una de las actuaciones que se prevén es la adecuación de los semáforos. «La idea es que cualquier discapacitado, aunque dé un pequeño rodeo, pueda ir desde cualquier parte del pueblo a cualquier edificio municipal», resumió el alcalde de Almussafes, que añadió «no sólo se prevén eliminar barreras arquitectónicas a nivel de obra, sino también que las personas discapacitadas desde el punto de vista sensorial tengan acceso porque haya también semáforos».

Uno de los primeros sitios donde se podría empezar a actuar es en la Plaça Major, ya que posiblemente se peatonalice en breve este céntrico enclave.

No obstante, primero se organizará un proceso de participación ciudadana para elegir el nuevo diseño de la plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine