15 de marzo de 2016
15.03.2016

El Mercat cumple 75 años entre las más grandes

Un grupo de niños del barrio plantó en 1941 la primera falla infantil que dio origen a la segunda comisión más veterana de Alzira

14.03.2016 | 23:48

La falla El Mercat se enorgullece de haber sido cantera de falleros de otras muchas comisiones alcireñas y las decenas de fotografías que desde el pasado fin de semana acompañan al peatón que recorre la calle Faustino Blasco dan fe de ello. La falla que en el verano de 1940 nació de la ilusión de un grupo de niños de entre 10 y 12 años por vivir la fiesta en el entorno del «mercat al detall» de Alzira cumple 75 años.

El origen de la que es la segunda comisión más veterana de la ciudad se pierde casi en el tiempo. El acto conmemorativo del aniversario celebrado en diciembre sirvió para destapar la caja de las emociones con el recuerdo a los que ya no están, el homenaje a los que participaron en aquellos primeros pasos y a todos aquellos que en algún momento de su vida han asumido los cargos de representación de la comisión que, por otra parte, llega al aniversario en la cresta de la ola con el hito que supone la consecución de tres primeros premios consecutivos en la Sección Especial de las Fallas de Alzira en los últimos tres años.

La falla El Mercat ha aportado también presidentes de la Junta Local Fallera –entre ellos el primero que tuvo la entidad en el año 1944, Antonio Martínez Benedito– y falleras mayores de la ciudad, pero la memoria es selectiva y una mirada al retrovisor parece indicar que ha sido en la historia reciente de la comisión cuando se han sucedido buena parte de los hechos trascendentes que jalonan cualquier biografía.

Francisco Carbonell, Antonio García, Juan Butiñá, Vicente Izquierdo, Miguel Gresa, Miguel Fernández, Vicente Miró, Maruja Martínez, Maruja García, Carmen Medina y Ángeles Palomares difícilmente pudieron imaginar aquel verano de 1940 que su ilusión por montar una falla –el primer año serían dos, ambas infantiles, al no haber acuerdo sobre el emplazamiento– la acabarían transmitiendo a sus padres y tendría continuidad 75 años después, tras superar no pocos obstáculos ya que, como en todo, la historia de la falla alterna momentos de felicidad con otros de amargo recuerdo. Entre los primeros, el año 1985, en que El Mercat conseguía el primer y único doblete hasta el momento –un primer premio tanto en la falla grande como en la infantil–, con dos sustos añadidos como la lipotimia que sufrió el entonces presidente, Alfredo Sifre Rubio, en la entrega de premios o la caída del entarimado poco después cuando los falleros pretendían inmortalizar el logro con una fotografía. También se recuerda con dolor el año 2000, cuando la apuesta por un monumento de 17 metros de altura para romper una sequía de quince años sin ganar se tornó en desilusión de madrugada cuando el remate de la falla se vino abajo.

Si la historia parece hacer corrido más deprisa de un tiempo a esta parte es consecuencia también de los reencuentros con la victoria –el Mercat lograba en 2007 un primer premio que se le resistía durante 22 años– y con el infortunio. En este caso, cuando el incendio del taller de los artistas Palacio y Serra en diciembre de 2010 se convirtió en una oportunidad gracias al ingenio de un miembro de la comisión, Víctor Balaguer, que con la técnica de la anamorfosis y un Ave Fénix de «vareta» realizado por el artista Manolo García simbolizaron el resurgir de la comisión de entre las cenizas. Otras singulares experiencias artísticas, iniciativas solidarias, concursos de música y un largo etcétera dan cuenta de la actividad de la comisión. 75 años dan para mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine