16 de marzo de 2016
16.03.2016

La Plataforma Antivertedero exige consensuar una nueva ubicación

El colectivo reclama un nuevo modelo de gestión de los residuos tras la sentencia contra el emplazamiento de Guadassuar

16.03.2016 | 00:07
La Plataforma Antivertedero exige consensuar una nueva ubicación

No hay tiempo que perder. Este parece ser el mensaje que lanzó ayer la Plataforma Cívica contra el Macroabocador de la Ribera en su balance de la sentencia conocida la pasada semana y en la que la justicia invalidaba el macrovertedero diseñado en el término de Guadassuar al anular la modificación del contrato que el Consorci Ribera-Valldigna (que por entonces comandaba José Ribera) realizó en 2012. La asociación ecologista reclamó ayer un nuevo modelo en la gestión de los residuos urbanos en las comarcas de la Ribera y la Valldigna, con la prioridad en la reducción, reutilización, revalorización y gestión eficiente de la basura. Eso junto a la búsqueda, innegociable, de una nueva ubicación para el macrovertedero. Según la plataforma se debe buscar un lugar en la comarca que reúna todos los requisitos necesarios para este tipo de instalaciones según los informes de «criterios estrictamente técnicos y medioambientales», afirmó ayer el colectivo, que reclama además transparencia y consenso en la toma de las decisiones.

La plataforma considera que la sentencia «claramente es una enmienda a la totalidad, una condena a la arbitrariedad del Consorci en el cambio del contrato de concesión, una condena a la mala gestión. No se puede conceder un cambio sustancial de un contrato público de gestión de treinta millones de euros sólo porque sí, sin justificar la necesidad del cambio de infraestructuras que figuraban en el contrato original. Los cambios obedecían a necesidades particulares y empresariales y no a criterios técnicos para una mejor gestión de los residuos en favor de la ciudadanía».

«La nueva concesión, además, tiene que ir ligada, como condición indispensable, a un cumplimiento de objetivos por parte de la empresa adjudicataria en la recuperación y tratamiento de materiales hasta llegar a los objetivos que marca el Plan Zonal de Residuos. La devolución remunerada de envases, la recogida del material orgánico con un nuevo contenedor, la posibilidad del puerta a puerta y otras iniciativas que ayudarían a una mejor gestión y son medidas que necesitan de una acción conjunta dirigida desde el consorcio con firmeza y convicción y codo a codo con los ayuntamientos», adujo la Plataforma Cívica contra el Macroabocador de la Ribera.

«Trabajar de lo lindo»

Ante la falta de una solución, los diferentes agentes piden reuniones. «Emplazamos a todo el consorcio a que se ponga a trabajar de lo lindo, una vez están libres de los líos heredados de la corporación anterior y diseñe un nuevo plan de gestión mucho más eficiente económica y medioambientalmente», añadió el colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine