29 de marzo de 2016
29.03.2016

El 94 % de los pacientes infartados del hospital llevaba una dieta incorrecta

El centro ribereño facilita consejo nutricional a 180 afectados por un síndrome coronario agudo

28.03.2016 | 22:31

El Hospital Universitario de La Ribera facilitó durante el pasado año 2015 consejo nutricional en sesiones formativas a 180 pacientes que habían sufrido un síndrome coronario agudo, como infarto de miocardio o angina de pecho inestable aguda. En cada una de estas sesiones, el hospital realizó encuestas de satisfacción en las que el 94 por ciento de los pacientes detectaron errores nutricionales en su dieta cotidiana. Asimismo, el 30,5 por ciento de los pacientes que acudieron a las charlas el año pasado refirieron no haber recibido nunca previamente consejo nutricional.

«Cada una de las sesiones nutricionales que llevamos a cabo finalizan con una encuesta que nos permite conocer la satisfacción del paciente con la información que le hemos proporcionado, así como la utilidad de lo que ha aprendido con nosotros», señala la jefa del Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital de La Ribera, la Doctora Pilar Luna. La doctora explica que «está comprobado que una alimentación adecuada influye más en la disminución de la morbi-mortalidad de los pacientes que la propia medicación; así, mientras que la alimentación disminuye la morbi-mortalidad en un 12,7% y contribuye a normalizar factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión, medicamentos como las estatinas (aquellos que se utilizan para bajar el colesterol), solo contribuyen en un 4,7%».

De esta forma, a través de un taller nutricional, el Hospital de La Ribera enseñó el pasado curso a pacientes y familiares a identificar los principales grupos de alimentos y a conocer las cantidades diarias recomendadas. Según Luna, «a diferencia de lo que se hace en otros centros, en los que se pautan a estos pacientes, dietas diarias cerradas y monótonas, en La Ribera les dotamos de los recursos y conocimientos necesarios que les va a permitir confeccionar sus propios menús saludables, variados y de acuerdo a sus gustos particulares, siempre y cuando se cumpla con unas normas nutricionales y respetando el equilibrio de la dieta». En este sentido, la doctora asegura que «en los talleres que ofrecemos se insiste mucho en explicar el tamaño de las raciones, especialmente en la medida del aceite que se incluye en el menú, y que es una de las principales razones por las que fracasan la mayor parte de las dietas que siguen los pacientes».

Estos talleres de nutrición, que se celebran cada tres meses, forman parte del Programa de Rehabilitación Cardiaca que el Hospital de La Ribera lleva a cabo desde el año 2006, con el fin de ayudar a los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio o una angina de pecho a recuperar la condición física y psicológica que les permita reincorporarse a su vida cotidiana.

Educación física y sanitaria

Este programa que desarrolla el centro sanitario alcireño y en el que participan especialistas de cardiología, rehabilitación, nutrición y psicología, se basa en unos planes de entrenamiento físico progresivo y en la educación sanitaria, a través de sesiones informativas con las que se pretenden modificar los factores de riesgo cardiovascular „tales como la propia alimentación, el colesterol, el tabaco, el estrés o el sedentarismo, entre otros„ que influyen negativamente en la evolución y pronóstico de la enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine