10 de abril de 2016
10.04.2016

Arturo Fernández afianza en Alzira su pasión por el teatro a los 87 años

Su compañía recala en la capital de la Ribera tras más de seis décadas subido a los escenarios

09.04.2016 | 23:24
Arturo Fernández afianza en Alzira su pasión por el teatro a los 87 años

Si existe una persona capaz de transformar su vida en un auténtico espectáculo ese es Arturo Fernández. El polifacético actor lleva a sus 87 años más de 60 encima de los escenarios y, lejos de pensar en una posible retirada, se supera año tras año con la producción de nuevos espectáculos. Su último trabajo se llama Enfrentados, describe la cómica relación entre un cura de ideales tradicionales y un seminarista con ideología progresista y se representa esta tarde a las 19 horas en el Gran Teatre de Alzira.

Se trata de la primera vez que el actor asturiano actúe en la capital de la Ribera y lo hará acompañado por Bruno Ciordia, quien representa un seminarista progresista partidario de que las mujeres puedan ser curas o de que la iglesia acepte a los homosexuales. Al otro lado estará Fernández, reencarnando a un sacerdote conservador, contrario a las ideas del estudiante. «Creo que es la obra más importante que ha caído en mis manos», explica el actor. «Quien ve el espectáculo lo recomienda», añade. La función ha conseguido permanecer durante siete semanas en un teatro Olimpia de Valencia «abarrotado», ha recibido el premio Moliere y el de la crítica de Nueva York como mejor comedia.

Pese a ser solo dos actores, la representación es muy dinámica. «Somos dos pero parecemos 40 encima del espectáculo. Cada diez minutos hay una sorpresa». La línea argumental del espectáculo también gira en torno a los cambios que está sufriendo la iglesia desde la llegada del Papa Francisco y está siendo todo un éxito a nivel nacional.

Parte de su carrera Fernández la ha desarrollado en Valencia, donde «la gente siempre me ha tratado con respeto». El actor asturiano describe a los valencianos como «grandes anfitriones», aunque confiesa que lo que más le gusta es, como en otros lugares, «sus mujeres». Arturo, a quien se le encasilla en el papel de galán seductor, explica que «en la vida real es0 no es así. Puedo hacer el papel de seductor, pero lo ha escrito otro. Mi seducción está arriba del escenario», comenta. «De todos modos, quien conquista es la mujer, pero dejan que nos creamos que lo hemos hecho nosotros», argumenta.

La compañía que gestiona este veterano actor lleva más de 50 años en el mundo del espectáculo. «Siempre producimos una obra mejor que la anterior, ese el secreto de nuestro éxito». Pese a estar tantos años actuando, Arturo dice que no se cansa. «Cuando no estoy actuando me aburro, me duele todo, pero cuando subo a los escenarios se me pasa». El intérprete asegura haber realizado una función con fiebre, pero que cuando subió «la fiebre desapareció y regresó al acabar el espectáculo».

En cuanto a su paso por televisión, Fernández recuerda con una sonrisa su trabajo en Truhanes y, sobre todo, en La Casa de los Líos. «Recuerdo que los rodajes de La Casa de los Líos eran una risa constante. Éramos como una familia y fue increíble rodar con Florinda Chico, Lola Herrera y todos los demás». Respecto a futuros espectáculos, el actor asegura estar viendo opciones, «pero no me terminan de gustar. Es la primera vez que me pasa. Soy muy exigente y siempre quiero superarme, pero esta vez con Enfrentados hemos colocado el listón muy alto».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine