25 de mayo de 2016
25.05.2016
Alzira

La ofrenda a la Virgen del Lluch de Alzira acaba en tragedia

Un mujer de 82 años fallece tras caer por la escalera del santuario y golpearse la cabeza - Su acompañante, de la que iba cogida del brazo, sufre fractura en el húmero

25.05.2016 | 11:02
La ofrenda a la Virgen del Lluch de Alzira acaba en tragedia

La caída de dos representantes de la Asociación de Amas de Casa en la escalera de acceso al santuario de Nuestra Señora del Lluch cuando el domingo acudían a la tradicional ofrenda de flores y frutos a la patrona ha acabado por empañar la conmemoración del 50 aniversario de la coronación canónica de la Virgen del Lluch. El fuerte golpe que sufrió en la cabeza Rosa Andrés Martínez le ocasionó una lesión irreversible que provocó su fallecimiento hacia la medianoche del lunes.

La caída se produjo cuando, según relataron testigos presenciales, Rosa Andrés y la actual presidenta de la Asociación de Amas de Casa Tyrius, Mª Pilar Tello, subían cogidas del brazo por la escalera de piedra hacia el santuario. Acababan de dejar atrás el primer rellano y, tras salvar los primeros «cinco o seis escalones» de la segunda tramada, perdieron el equilibrio y cayeron al suelo. Las mismas fuentes detallaron que Rosa Andrés, de 82 años y casada con Antonio Mazo, un conocido empresario del sector del transporte, se precipitó de espaldas y sufrió un fuerte impacto en la cabeza que, en un principio, incluso le hizo perder el conocimiento, aunque por momentos recobró el sentido y llegó a expresar algo con coherencia a las personas que habían acudido en su ayuda, pero el golpe había causado graves lesiones internas. Sangraba por varios puntos y fue evacuada al Hospital Universitario de la Ribera, donde los médicos rápidamente evaluaron la gravedad de su estado.

La actual presidenta de las amas de casa tuvo más suerte. Mª Pilar Tello sufrió una fractura en el húmero, de la fue intervenida por los médicos y de la que se recupera. Diversas fuentes coincidieron en señalar que, en el momento de la caída, hacía un fuerte viento en la Muntanyeta, aunque algunos testigos no contemplan este factor como causa de la caída.

El accidente se produjo antes de que empezara la ofrenda de flores y frutos a la Virgen del Lluch, que congregó a representantes de numerosas entidades alcireñas –estuvo especialmente concurrida ya que también tenía lugar el acto conmemorativo del 50 aniversario de la coronación canónica–, y mientras se atendía y evacuaba a las dos mujeres al hospital se desvió el acceso al santuario por el otro lateral, por el que el ayuntamiento habilitó hace escasamente un año una rampa para hacerlo más accesible a personas con movilidad reducida.

El acto, que estuvo presidido por el vicario episcopal, Luis Joaquín Mestre, se celebró con normalidad y en el mismo se pidió por la pronta recuperación de las dos mujeres que habían sido trasladadas al hospital. Fuentes de la cofradía indicaron que en ese momento no se conocía el alcance de lo sucedido. La posterior muerte ha causado consternación en diferentes ámbitos de la sociedad alcireña. Desde la Real Cofradía de Nuestra Señora del Lluch indicaron que Rosa Andrés pertenecía a la misma aunque acudía a la ofrenda de flores en representación de la Asociación de Amas de Casa, ya que también pertenecía a su junta directiva. La misa funeral se celebrará esta tarde en Santa Catalina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine