27 de mayo de 2016
27.05.2016

Recuperan un cepo romano del fondo marino de Cullera

Un grupo de buceadores experimentaron estuvieron 5 horas para sacar a la superficie este objeto de 2000 años de antigüedad

27.05.2016 | 19:29
Recuperan un cepo romano del fondo marino de Cullera

Un grupo de experimentados buceadores recuperó ayer del fondo marino de la bahía de Cullera un cepo romano con 2000 años de antigüedad. En la operación se invirtieron cinco horas. Las tareas se han alargado más de lo previsto debido al peso del cepo, estimado en más de 300 kilogramos. Esto ha impedido cargarlo en la Zodiac preparada para tal efecto, lo que ha obligado a la patrullera de Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) a arrastrarlo cuidadosamente hasta puerto, operación no exenta de complicaciones que se ha prolongado durante cerca de tres horas. Afortunadamente, las condiciones del mar han sido benévolas y no han supuesto una dificultad añadida.

El cepo romano, fondeado a 27 metros de profundidad a 10 millas de la costa, supone «un valor añadido para Cullera» por la importancia histórica de este resto arqueológico, ha resaltado Gandía. «Su valor histórico es incalculable», ha sentenciado.

Las primeras inspecciones han aportado datos interesantes sobre el cepo, de dos metros de longitud. Se cree que pudo ser parte de un barco romano de la época imperial de 50 metros de eslora. «Creemos que perteneció a una galera romana de transporte muy grande», ha precisado el arqueólogo municipal de Cullera. El navío podría haber fondeado en el Portum Sucrone, en la Cullera romana, allá por el siglo I o II después de Cristo, época en la que esta zona registró una importante actividad portuaria.

Una vez sacada a superficie, ahora se inicia un importante proceso de recuperación de la pieza. Enrique Gandía ha detallado que el primer paso es adaptar la pieza a sus nuevas condiciones. Para ello, tendrá que pasar un mínimo de tres meses en una bañera de agua salada, ya que al extraerla del mar se inicia un proceso de degradación que hay que minimizar.

Posteriormente, se le aplicará un tratamiento para restaurarla y, finalmente, se expondrá en el Museo Municipal de Historia y Arqueología, ubicado en el Castillo de Cullera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine