05 de julio de 2016
05.07.2016

Prohibidas las sombrillas en Cullera a menos de 6 metros del mar

El ayuntamiento ofrece descuentos a los usuarios del nuevo servicio de alquiler de hamacas para mejorar la playa

05.07.2016 | 12:39
Sombrillas colocadas a primera hora de la mañana en Cullera.

La controversia sobre las hamacas y sombrillas en Cullera parece que va llegando a su fin. Un bando recuerda ahora que la legislación impide plantar sombrillas a menos de seis metros de la primera línea de playa, por lo que no se podrán poner delante de las zonas reservadas para el servicio de alquiler. Si alguien incumple esta orden se le sancionará y tendrá que retirar la sombrilla. En caso de que haya sombrillas plantadas sin su propietario en las circunstancias descritas, se procederá a la retirada de las mismas por parte de la Policía Local.

Este paquete de medidas pretende combatir la guerra de sombrillas que cada verano protagonizaban grupos de veraneantes especializados en ocupar la primera línea de playa desde al amanecer para así lograr un lugar privilegiado durante todo el día. «Eso perjudicaba a la imagen turística de la ciudad», sentencia Mayor.

Los nuevos parasoles se han diseñado exclusivamente para el ayuntamiento con el color naranja identificativo de la marca turística de la ciudad. Los clientes del servicio tendrán descuentos en locales de restauración y comercios. En total, en toda la playa de Cullera se mantienen las 26 zonas reservadas para las tumbonas y hamacas de alquiler ya existentes, lo que representa el 1 % del total de la superficie de las playas cullerenses. En este contexto, el presidente de la asociación de Hosteleria, Juan Femenía, Femenía ha remarcado que existe playa suficiente para que quien así lo desee, puede plantar su sombrilla.

Por su parte, el presidente de los comerciantes cullerenses, Quique González ha querido destacar que «el objetivo «es ofrecer un producto de calidad que haga que quienes así lo deseen puedan disfrutar de la playa: ello revertirá de forma positiva en el sector, atrayendo a visitantes en busca de la calidad de las playas y de sus servicios». El alcalde, Jordi Mayor ha recordado que «la inmensa mayoría de la primera línea de costa es de uso libre» y que la diferencia respecto a los años anteriores es que «el servicio ahora es más atractivo porque ofrece mejores alicientes para el usuario». Por eso, subraya que la medida se ha tomado de forma consensuada con los empresarios y hosteleros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine