10 de julio de 2016
10.07.2016

Masiva demanda de asesoramiento en la Oficina de Vivienda

El centro comarcal activado por la Mancomunitat en Alzira realiza 344 tutelajes en un mes, y l'Alcúdia se suma

11.07.2016 | 17:29
Masiva demanda de asesoramiento en la Oficina de Vivienda

La omnipresente crisis económica ha provocado en los últimos años miles de problemas con las viviendas de los vecinos de la Ribera, que en muchas ocasiones veían como no contaban con el asesoramiento necesario para enfrentarse a una situación financiera y legal cuyo vocabulario escapaba de sus conocimientos. Aunque los espacios de asesoramiento tardaron quizá demasiado en llegar, su aplicación se está demostrando enormemente efectiva.

Es el caso de Alzira, donde en poco más de un mes se han producido 344 peticiones de información, gestión y asesoramiento a ciudadanos en materia de vivienda en la Oficina Comarcal de Vivienda (OCV), que la Mancomunitat de la Ribera Alta activó en la capital comarcal el pasado 23 de mayo. Cifras que evidencian la alta demanda del servicio, teniendo en cuenta que la OCV ofrece dos días de atención al público por semana. El elevado volumen de consultas se ha mantenido constante, con jornadas puntuales de más de 60 visitas en el despacho que la oficina mantiene en las dependencias municipales. Alzira fue el primer municipio en adherirse a la oficina, que opera como una ventana única de asesoramiento a los ciudadanos ante sus necesidades en vivienda, en temas como el acceso, alquileres sociales y ayudas o la solución de conflictos a través de la mediación. La oficina ha abierto seis expedientes de intermediación hipotecaria para la solución de disputas entre entidades bancarias y deudores por un lado, y propietarios e inquilinos de la otra, en colaboración con el Colegio de Abogados de Alzira.

En paralelo, los técnicos de la oficina han establecido los primeros contactos con las principales entidades bancarias que operan en la comarca, que se han materializado ya en colaboraciones específicas para pactar alternativas en casos de ejecución hipotecaria y poder ofrecer alquileres sociales. La técnica de la OCV, Mayka Sánchez, destacó que la burocracia en temas de viviendas es muy complicada pero gracias a la labor de asesoramiento que da la oficina «este año muchos vecinos han podido acceder a ayudas y otros han podido negociar mejores condiciones con su banco».

Varios ayuntamientos de la comarca ya han mostrado interés en sumarse a la OCV mediante nuevos puntos de atención en sus municipios, siendo l'Alcúdia el segundo consistorio en confirmar su adhesión.

La OCV continúa trabajando en la elaboración de un censo de viviendas para alquiler social a partir del «stock» de viviendas vacías, públicas y privadas, de la comarca. La oficina quiere que los particulares que sean propietarios de viviendas vacías las registran en el censo de la oficina para obtener una rentabilidad económica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine