24 de julio de 2016
24.07.2016

El gobierno alcireño estudia si el mural «ofensivo» puede estar en el casco viejo

El alcalde Gómez admite que el cartel del Casal Popular es «poco acertado» pero no instará a la asociación a retirar las copias de las redes sociales

23.07.2016 | 22:17
El gobierno alcireño estudia si el mural «ofensivo» puede estar en el casco viejo

El gobierno de Alzira abrirá un expediente para que se valore si el mural de la calle Salvador Enguix, calificado como «ofensivo» por el Partido Popular, puede permanecer en su actual ubicación. El tripartito lo estudiará al tratarse de una pintura que se ha realizado en la fachada de una casa situada en el casco antiguo de la ciudad, una zona protegida. Sin embargo, en el caso de que pueda permanecer en el sitio, no se promoverá ninguna acción para cambiar los elementos que los populares califican de «falta de respeto».

Según aseguró el alcalde de Alzira, Diego Gómez, el expediente se abre porque «la imagen está dentro de la Vila, una zona protegida, y tenemos que esclarecer si puede seguir allí o se debe de quitar». El primer edil explicó a Levante-EMV que el artista de la obra contaba con el permiso de la propietaria del inmueble donde se ha pintado el mural pero que, pese a ello, «debía de haberlo notificado al consistorio, pues existe un plan especifico para cualquier actuación que se realice en el casco antiguo».

Respecto a las críticas del PP que calificaban la obra de «ofensiva» y de «no ser digna de formar parte del conjunto histórico de la Vila», Gómez quiso quitar hierro al asunto y señaló que «cualquier persona que se haya podido ofender tiene herramientas administrativas y judiciales para denunciarlo», aunque entiende que existan diferencias de criterios entre los vecinos. No obstante, el presidente de la corporación recuerda que «al artista también le ampara la libertad de expresión».

En una línea similar comenta el priner edil la polémica sobre el cartel de la asociación Casal Popular d'Alzira, que muestra una imagen de Sant Bernat con maquillaje y con el lema «La Sant Bernarda». Los populares mostraron su rechazo porque, según afirman, el cartel «ofende a los ciudadanos que procesan devoción a Sant Bernat y difama la imagen del mártir». En este aspecto, el alcalde alcireño considera el póster «poco acertado» pero explica que en esta ocasión «la libertad de expresión también protege a la asociación» y que, por lo tanto, no pedirán que se retiren los carteles, repartidos digitalmente por las redes sociales y en los que se publicitó la programación de actos llevados a cabo por este colectivo. De todos modos, Gómez señala que la moción presentada por el PP será debatida y votada, aunque cree que el «ayuntamiento no debe de entrar en este debate».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine