26 de julio de 2016
26.07.2016

Cullera cifra en10 millones el impacto económico del festival electrónico Medusa

La organización espera alcanzar proporciones internacionales al albergar a más de 140.000 personas - Es el macroconcierto que más crece en España

26.07.2016 | 00:46
Estructura en construcción del escenario principal del Medusa Sunbeach Festival.

El Medusa Sunbeach Festival tendrá un impacto de 10 millones de euros en la economía de Cullera, según alcalde de la localidad, Jordi Mayor. El primer edil sostuvo que todos los sectores productivos se verán beneficiados, «no sólo durante los días de celebración ya que lo están haciendo a lo largo de todo el año porque los trabajos en el recinto llevan meses en marcha». Esta estimación del impacto económico se ha basado, entre otros factores, en la venda de entradas anticipadas del evento musical y en la previsión de aforo que hay desde la administración del Medusa.

Duplicar el aforo de 2015
La organización del festival espera acoger alrededor de 140.000 personas, un número que supera las 67.000 del año pasado. Las ventas de abonos, según Andreu Piqueras, miembro de la organización del Festival, apuntan en la dirección de estas previsiones optimistas. Hasta la fecha llevan 40.000 bonos vendidos de tres días y se calcula que en breve se alcanzará el «soldout» de los abonos anticipados.
«Es el festival que más crece en España. Previsiblemente, el festival de verano que más gente va a congregar», ha afirmado D'Addario, miembro de la organización del festival. Este confirmó que los organizadores esperan que este sea el año de consolidación del festival. «La presencia de los más destacados productores y agentes de artistas en Cullera va a suponer el espaldarazo necesario para que este se convierta en un festival referencia», remarcó.

La celebración del Medusa supone un espaldarazo para la marca turística Cullera en cuanto a proyección nacional e internacional, según el concejal de Turismo, Javier Cantos quien insistió que «un festival de estas características le da aún más nombre si cabe a la ciudad organizadora». El festival cuenta con un cartel de nivel internacional que pretende sorprender a los asistentes.

Un fenómeno social
Durante todo el otoño e invierno, cada nueva serie de abonos que se puso a la venta en otoño e invierno, de 5.000 y hasta 10.000 tickets, se agotaron en cuestión de horas, por lo que Medusa Sunbeach Festival se ha convertido en un fenómeno social para la juventud. Por eso la organización decidió ampliar los días de acampada. Este año se ha ensanchado esta área, que cuenta con todas las comodidades para más de 10.000 campistas, donde podrán dormir del 8 al 15 de agosto junto al mismo recinto de conciertos. Los asistentes con derecho a acampar podrán disfrutar de una zona de sombra, aseos públicos, taquillas para guardar los objetos de valor, un sitio de carga de teléfonos móviles y tiendas VIP.

Los detalles de la producción elevaron el listón del Medusa hasta estándares europeos como el del festival belga de Tomorrowland. Los 1.000 metros cuadrados de pantallas LED, las 500 cabezas móviles de luz, los 11 trailers de CO2, los 100 Laser Show Kvant, los 1.500 disparos de lanzallamas y el material pirotécnico equivalente a cinco «mascletaes» son algunos de los elementos que elevarán la categoría del festival. El encargado de diseñar la escenografía fue el artista fallero local, Fede Alonso. La decoración consistirá en una fantasía de la diosa mitológica Medusa y la ciudad perdida de La Atlántida, los ejes temáticos del festival en este año.

El artista lleva desde finales de abril trabajando en el modelado de las enormes piezas que decorarán el escenario, que duplicará en tamaño al de la edición de 2015. Tras 700 horas de trabajo en su taller, un escenario de 98 metros de ancho por 27 metros de alto se convertirá en uno de los mayores escenarios jamás visto en el territorio nacional. Su estructura está visible desde hace semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine