03 de septiembre de 2016
03.09.2016
Nueva plataforma acuática

Sentarse sobre el mar

Cullera instala en la playa de Los Olivos una plataforma que permite a los usuarios bañarse mientras permanecen sentados y protegidos de los rayos uva por un parasol

03.09.2016 | 00:44
Sentarse sobre el mar

Nueva plataforma acuática. Cullera ha vuelto a superarse. A las actividades que ya oferta con las diferentes infraestructuras que están instaladas en las playas ahora se les une una plataforma acuática que permite a los usuarios bañarse mientras están sentados y protegidos del sol. Un atractivo más en la amplia oferta turística cullerense.

Bañarse sentado y bajo una sombrilla dentro del mar ya es toda una realidad en Cullera. Miles de bañistas disfrutan ya de esta posibilidad en la playa de Los Olivos, donde se ha instalado una plataforma acuática que permite tomar el baño en un cómodo asiento y protegido de los rayos ultravioleta por un parasol. La iniciativa ha partido de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) en colaboración con la concejalía de Playas del propio ayuntamiento local y ha tenido una gran acogida entre bañistas de todas las edades.

Los usuarios llevan utilizando este novedoso servicio desde principios de agosto, cuando se instaló la plataforma, produciéndose incluso colas para sentarse durante muchos días. Se trata de una instalación de uso gratuito que está dotada de sillas que permiten a quienes lo utilizan relajarse mientras se refrescan con los pies dentro del mar.

La elección de la playa de Los Olivos se debe a que, además de registrar una afluencia bastante notable de playistas, las corrientes del mar permiten en este punto darle una mayor estabilidad a la estructura, por lo que el peligro de que las olas puedan romper la infraestructura es menor. Tanto esta plataforma como la recentralización de las actividades acuáticas en la zona de San Antonio, así como la nueva playa canina en el Brosquil, han registrado un lleno absoluto este verano.

Plan ambicioso
El proyecto se enmarca dentro del plan del consistorio que rediseña una nueva ordenación de las playas. El objetivo es distribuir a lo largo de los más de 14 kilómetros de costa las diferentes actividades que ya se realizaban y se encontraban dispersas, más aquellas nuevas que se han puesto en marcha este año. De esta forma, cada playa concentrará unas insfraestructuras de uso distinto, con lo cual se diversifica la oferta de ocio que complementa el disfrute tradicional de unas playas que, además, se adaptan a las necesidades a los distintos tipos de usuarios.
Las playas de Cullera, galardonadas con seis banderas azules y numerosos reconocimientos a la calidad, se sitúan entre las mejores del mar Mediterráneo y prestan un sinfín de servicios complementarios que convierten el baño en toda una experiencia con alto valor añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine