06 de septiembre de 2016
06.09.2016

El Síndic investigará la desatención de ancianos en la residencia de Carlet

La vicepresidenta Oltra se reúne hoy con la dirección del centro tras divulgarse una fotografía con un anciano en el suelo El PP remitirá la documentación a la fiscalía y Compromís les acusa de «cínicos»

06.09.2016 | 00:36

Las denuncias sindicales sobre la presunta desatención que sufren, por falta de personal, los ancianos ingresados en la residencia de personas mayores de Carlet (la más grande de la administración pública valenciana) ha provocado otro incendio político. El Síndic de Greuges, José Cholbi, abrió ayer una queja de oficio para investigar la calidad del servicio que se está prestando tras hacerse pública una imagen en la que un usuario se encuentra tirado en el suelo, supuestamente tras haber caído.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, también ha anunciado una investigación para conocer el trato recibido por el usuario. El defensor del pueblo valenciano ha mostrado interés alertado por las informaciones publicadas en diferentes medios, entre ellos Levante-EMV, sobre «situaciones de desatención de los residentes que llegan a poner en riesgo la seguridad de los mismos».

Ante la «gravedad» del asunto, el Síndic va a solicitar a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas información «sobre las circunstancias que han concurrido en este suceso y comprobar si se están cumpliendo los criterios básicos de calidad y respeto a los derechos de las personas usuarias». Además, el Síndic también se interesó por las denuncias del comité de empresa que detallaron antes del verano „como adelantó en ese momento Levante-EMV„ «falta de personal» en ese geriátrico gestionado por la Generalitat, «una situación que imposibilitaría cubrir las necesidades de sus usuarios». Mónica Oltra, se desplazará hoy a Carlet, donde se reunirá con la dirección del centro y los representantes de los trabajadores para conocer de primera mano la situación y lo ocurrido en los últimos días, y también con los familiares del residente.

La directora general de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, Mercé Martínez dijo ayer que el centro de Carlet «cumple las ratios establecidas en la ley», aunque la conselleria quiere ampliar el personal y terminar con «los recortes que aplica el Gobierno de España y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que tienen un efecto pernicioso en la atención directa a las personas más vulnerables».

Cruce de acusaciones

El caso provocó ayer un tsunami político ante el alud de manifestaciones lanzadas por todos los grupos políticos parlamentarios (PP, PSPV-PSOE y Ciudadanos) para reclamar la comparecencia de Oltra. La vicepresidenta aceptó la petición y dará explicaciones tras conocer los pormenores hoy en Carlet, sin que se descarte abrir un expediente para investigar quien filtró la imagen del anciano en el suelo porque puede traducirse un delito contra el derecho al honor.

El Partido Popular fue uno de los primeros en reaccionar y sostuvo que remitirá a la Fiscalía toda la documentación sobre la gestión de la residencia carletina. También solicitó al Consell una copia de los informes elaborados por la inspección de servicios de la residencia, los datos sobre la ratio de trabajadores de todas las residencias públicas valencianas de personas mayores «porque intuimos que no debe ser un caso aislado».

La portavoz adjunta de Compromís en Les Corts, Mònica Àlvaro, lamentó poco después el «cinismo» del PP por criticar las políticas del actual Consell en materia de servicios sociales, cuando el gobierno anterior los tuvo «abandonados y los usó como negocio de unos cuantos amigos». La diputada explicó que el presupuesto para dicha conselleria ha aumentado «un 17 %, y ha dejado de ser la marginada de las políticas del Consell».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine