24 de septiembre de 2016
24.09.2016

Oltra cambia el sistema de avisos de emergencia de la macroresidencia de Carlet

La conselleria ha invertido más de 25.000 euros en la sustitución Los aparatos, retirados por obsoletos, fueron instalados en los años noventa

24.09.2016 | 00:24
Oltra cambia el sistema de avisos de emergencia de la macroresidencia de Carlet

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha invertido más de 25.000 euros en la sustitución del sistema de llamadas de emergencia de las habitaciones en la Residencia de Personas Mayores de Carlet. «Se trata de un sistema obsoleto, que se instaló a finales de los años 90 y que ha estado dando problemas de mantenimiento en más de una treintena de habitaciones», ha manifestado el organismo que dirige la vicepresidenta Mónica Oltra.

De este modo, el pasado 12 de agosto se procedió a la contratación para la sustitución del sistema de llamadas de emergencia con una inversión total de 26.887,52 euros. Se reemplazaron los terminales antiguos por otros más modernos, que se adaptan a las necesidades de los usuarios del geriátrico carletino, en su mayoría personas mayores con un altro grado de dependencia.

Este nuevo sistema instalado permite la comunicación de manera directa desde la habitación con el personal de enfermería, médico o trabajadores del centro, «por lo que se mejora el tiempo de respuesta por parte de los profesionales que atienden al usuario», han menifestado fuentes de la conselleria. A su vez, Igualdad ha expresado su confianza en el trabajo realizado: «La empresa que se ha contratado cuenta con experiencia en la instalación de sistemas de telecomunicaciones en el sector residencial para personas mayores».

Además de esta actuación, el área que encabeza la vicepresidenta del Govern ha recordado otras que han tenido lugar este año: «Con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y de habitabilidad de las personas que viven en el centro, desde el pasado mes de mayo se apostó por reducir la ratio de usuarios. Ante las dificultades y restricciones impuestas por los recortes por el Gobierno central que impiden ampliar la plantilla de empleados públicos, la Conselleria apostó por una solución que sí estaba en su mano de manera inmediata».

Desde entonces, el centro residencial cuanta con 48 usuarios menos. En estos momentos, la orden de Igualdad es que no se acepte ningún ingreso más «para que progresivamente vayan mejorando las condiciones en la residencia». De este modo se mejora la ratio entre auxiliar sanitario y pacientes bajo su atención

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine