25 de septiembre de 2016
25.09.2016
Deportes náuticos

Los adictos al kitesurf piden espacio en Cullera

Los 'kiters' consideran que delimitar una zona para la práctica deportiva en la zona del 'Pollo' podría convertirse en un atractivo turístico más para la localidad - Valencia ha acondicionado la Patacona y el Perellonet

25.09.2016 | 13:20
www.maioarias.com

Los amantes del kitesurf siguen teniendo problemas para poder practicarlo en la Ribera. Es un deporte extremo de deslizamiento sobre el agua en el que el viento propulsa una cometa de tracción unida al cuerpo mediante un arnés, para que naveguen en una tabla sobre las olas o realicen maniobras en el aire que ni el delfín más saltarín. El kitesurf, al igual que el windsurf, son deportes que no contaminan, no generan residuos, tan solo se necesita la fuerza del viento y una cometa o vela junto con una tabla que permite el deslizamiento por el agua.

Si bien para su práctica no es necesario que sean un portento físico ni estar en los mejores años de juventud (los kiters van de los seis a los 60 años aproximadamente -no obstante, sí que se ha de tener en cuenta de que se trata de un deporte de riesgo, por lo que son necesarias ciertas dosis de fuerza, resistencia y coordinación.

Cullera tiene algunas zonas donde la práctica del kitesurf se viene realizando desde hace bastantes años, en especial la zona de «Les Basses», casi en el límite con Tavernes de la Valldigna, así como en la zona de la entrada del «Pollo» colindante por el norte con la playa nudista.

Esta última zona ha sido desde casi los inicios del kitesurf en Cullera una zona especial, dedicada al uso de las cometas de los flysurfers. El problema con el que se encuentran los practicantes de esta modalidad deportiva es el de la prohibición de la práctica por parte de la Demarcación de Costas. Este año se han habilitado dos zonas en Valencia donde se permite la práctica: la Patacona y el Perellonet.

Los numerosos practicantes de esta modalidad náutica consideran que se debería de acotar una zona de práctica para el kitesurf y proponen la zona del «Pollo», ya que es un lugar apartado, donde casi no existen viviendas próximas, donde las condiciones climáticas son excelentes para la práctica y donde no se molesta a nadie. Según los usuarios, desde siempre se ha practicado allí la modalidad del kitesurf, arriesgándose los usuarios a las correspondientes sanciones por parte de las fuerzas de seguridad.

Los numerosos practicantes de esta modalidad proponen al consistorio que se hagan las gestiones necesarias para poder consolidar en dicha playa una zona consentida donde los amantes del surf con cometa puedan practicar su deporte. Una playa señalizada y que tenga sus normas de uso, para siempre poder ser todos respetados y cumplir con las ordenanzas que marque la ley. Estos deportistas consideran que la creación de dicha zona podría convertirse en un atractivo turístico más para Cullera y en especial para una playa en la que no existen servicios y donde se podría relanzar una nueva modalidad deportiva a sumar a las que ya se vienen realizando en la ciudad.

Precauciones

Los mismos «kiters» quieren que se exija a todos aquellos que practican este deporte que cuenten con su correspondiente seguro de responsabilidad civil actualizado, para evitar posibles problemas. Los amantes del kitesurf son conscientes de que es un deporte que necesita una gran actividad física lo que implica que aquellas personas con déficit respiratorio grave o problemas cardiovasculares no deben realizarlo, porque la adrenalina liberada hace aumentar notablemente la tensión arterial y el ritmo cardíaco. Tampoco está indicado para quienes sufran lesiones graves o recurrentes de hombro o rodilla, padezcan diabetes o no sepan nadar, ya que cualquier incidente en alta mar podría resultar peligroso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine