29 de septiembre de 2016
29.09.2016

El gobierno de izquierdas de Alzira rompe esquemas al bajar el IBI por segundo año

El ayuntamiento dejará de ingresar entre 500.000 y 750.000 ? al reducir el tipo casi un 2 % La inestabilidad en Madrid impide revisar el valor catastal

28.09.2016 | 23:55
El gobierno de izquierdas de Alzira rompe esquemas al bajar el IBI por segundo año

El Ayuntamiento de Alzira bajará en 2017, por segundo año consecutivo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza urbana. El gobierno municipal (Compromís, PSOE y EU) tenía previsto aprobar en el pleno de ayer una modificación de la ordenanza fiscal que reducirá en casi dos puntos el tipo general de la conocida popularmente como contribución urbana, que pasa de 0,6352 a 0,6250. La medida se aplicará con carácter general y reducirá los ingresos del ayuntamiento por el IBI entre 500.000 y 750.000 euros, según la estimación realizada por el concejal de Hacienda, Albert Furió. El edil valoró la rebaja como «moderada» aunque recordó que ya el año pasado se redujo el IBI. El tripartito impulsó entonces una rebaja del 6 % a los inmuebles de carácter residencial con un valor catastral superior a la media, lo que afectaba a cerca de 27.ooo contribuyentes.

Furió compareció junto al alcalde de Alzira, Diego Gómez, antes del pleno, para anunciar los cambios que se iban a aprobar en las ordenanzas que regulan tanto el IBI como el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y detallaron que, en el caso del IBI, el objetivo era aplicar «un coeficiente reductor del 8 % de los valores catastrales» aunque, según detalló Gómez, la ausencia de un Gobierno central y de unos presupuestos generales del Estado y su ley de acompañamiento impide en estos momentos saber si se podrá aplicar esta medida por lo que, inicialmente, se actuará sobre el tipo general con la perspectiva de realizar un posterior ajuste si en los próximos meses se pudiera rebajar el valor catastral.

El alcalde señaló que ésta no es la única consecuencia negativa de la falta de un Gobierno en Madrid y señaló que la tramitación de los fondos Feder a los que opta el ayuntamiento para desarrollar el plan estratégico también esta paralizada.

Por lo que respecta al IAE, un impuesto que únicamente se gira a las empresas con un volumen de negocio superior al millón de euros –unos 400 recibos y la mayoría de fuera de Alzira, apuntó el concejal– la modificación consiste en eliminar la bonificación que se contentempla por inversiones de más de un millón de euros en el caso de empresas que ya estuvieran implantadas en Alzira, ya que se considera que sólo es accesible a grandes sociedades que suelen disponer además de los recursos suficientes para ejecutar las inversiones que precisen, señaló el alcalde, mientras detallaba que sólo dos empresas se habían beneficiado de esta medida. Por otra parte, se prorrogan las bonificaciones por creación de empleo indefinido tanto a las que ya están en activo como a las de nueva implantación y se reordenan los beneficios fiscales para estas últimas.

El alcalde defendió que el conjunto de medidas de carácter económico que el tripartito tiene previsto aprobar ayer demuestran que se trata de un gobierno «responsable» que, según dijo, «sabe hacer las cosas y sabe gestionar frente a las acusaciones del PP que decía que vivimos de su herencia» y frente a las acusaciones de «izquierda radical». «Nuestra responsabilidad es cumplir la ley, gestionar los recursos e invertir esa gestión en la ayuda a las personas y eso lo tenemos clarísimo», incidió Gómez. Furió, por su parte, señaló: «Gestionamos mejor, bajamos los impuestos, reducimos deuda y hacemos inversiones sociales, es el sueño de cualquier gobierno», apostilló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine