13 de octubre de 2016
13.10.2016

Una fiesta marcial

Los acuartelamientos de la Guardia Civil se abren para celebrar su fiesta anual Cullera agradece al cuerpo la disminución de la delincuencia

12.10.2016 | 23:24
Una fiesta marcial

Los acuartelamientos de la Guardia Civil de la comarca celebraron ayer solemnemente la fiesta nacional y el patronazgo de la Virgen del Pilar. Con el tono marcial que caracteriza a este instituto armado, el ceremonial contempló un homenaje a los Caídos, una celebración religiosa y un acto institucional al que se sumaron las principales autoridades de la comarca.

El cuartel de Almussafes se vistió de gala para recibir a sus invitados, entre los que se encontraban el alcalde de la localidad, Toni González, y la de Benifaió, Marta Ortiz. Tras la eucaris, una pequeña parada militar, un discurso del teniente-jefe del puesto, Javier Muñoz, y una pequeña mascletà para redondear la celebración.

El destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Alzira también organizó su fiesta anual, en la que tampoco faltó la habitual ceremonia religiosa en la iglesia de Santa Catalina volvió a albergar. El teniente de alcalde Fernando Pascual y los altos mandos de la Comisaría de Policía y de la Policía Local tampoco faltaron. En la otra capital de la comarca, Sueca, también se desarrolló una sobria ceremonia a la que sumaron destacados representantes políticos. Lo mismo ocurrió en otros cuarteles de la Ribera como los de Alberic, Carlet, Sollana, Carcaixent, Càrcer, Llombai o Villanueva de Castellón. El espíritu castrense se dejó sentir en todos los casos al tiempo que las autoridades locales destacaban en sus discursos el sacrificio, la vocación de servicio y la entrega de los agentes.

Múltiples actos en Cullera

Por su lado, la Guardia Civil del puesto de Cullera ha estado organizando a lo largo de la semana toda una serie de actividades. El pasado sábado día 8, se realizó delante de la explanada del cuartel una exposición/ demostración de las diferentes unidades del cuerpo, desde controles de tráfico, hasta exhibición de los vehículos entre los que se podían observar desde coches patrulla hasta las barcas neumáticas que vienen utilizando los cuerpos especiales cada vez que se les requiere. Destacó la nueva adquisición de la Guardia Civil de tráfico, una Yamaha 1300 de más de 140 caballos de potencia.

El acto central de las conmemoraciones se celebró ayer mismo con el homenaje a la patrona. Los miembros del acuartelamiento de la Guardia Civil de Cullera se desplazaron, acompañados de las autoridades locales y los representantes de las quince comisiones falleras de la ciudad hasta la Parroquia de los Santos Juanes, donde se celebraba una eucaristía por la patrona, los miembros del cuerpo y los que ya no están.

El teniente en jefe del acuartelamiento de Cullera, Juan Carlos Caballero, quien quiso elogiar «el importante trabajo que se está realizando en el cuartel de Cullera y que ha permitido que el índice de delincuencia en la ciudad esté muy po debajo de la media nacional». Caballero agradeció asimismo la buena coordinación entre las fuerzas de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine