16 de octubre de 2016
16.10.2016

Alzira suena a dolçaina

Más de mil personas se citan en la concentración de colles organizada por la federación que reunió a 50 grupos de toda la Comunitat Valenciana Más de 30 niños desfilan juntos por las calles alcireñas

16.10.2016 | 00:44
Alzira suena a dolçaina

Alzira fue ayer el lugar de encuentro de los amantes de la música tradicional valenciana. Más de un millar de personas, entre músicos, simpatizantes y acompañantes, se citaron en la capital de la Ribera para asistir al Aplec de la Federació Valenciana de Dolçainers i Tabaleters (Fvdit), que este año celebró su décimo séptima edición y que contó con el primer concierto de la nueva Colla Fvdit, una formación que reúne a algunos de los mejores músicos de la Comunitat Valenciana.

Los actos arrancaron por la mañana con el taller de respiración a cargo de la dolçainera Paloma Mora y con la conferencia sobre la evolución de la dolçaina de Toni de la Asunción. A la vez, los luthiers abrían sus puestos en la feria situada en la Plaza Mayor y entregaron una serie de instrumentos valorados en más de 1.500 euros a la federación para una rifa que recaudó fondos para sufragar parte de la jornada. Los músicos más jóvenes, por su parte, desfilaron por las calles alcireñas en uno de los actos novedosos de esta edición. De hecho, fueron una treintena los pequeños que recorrieron con sus instrumentos las calles alcireñas. La actividad prosiguió por la tarde con el pasacalles de las 50 collas de la federación que asistieron y que concentraron a más de 700 músicos en la capital ribereña, algunos de ellos de municipios de la comarca como Almussafes, Alfarp, Carcaixent, Algemesi, Sueca o de la propia Alzira. Junto a ellos, participaron también músicos de otras tres formaciones no federadas invitadas, quienes aprovecharon el acto para informarse sobre la posibilidad de adherirse a la federación que engloba a 83 collas de toda la Comunitat Valeciana. Tras el desfile tuvo lugar el concierto estreno de la Colla Fvdit en el Gran Teatro, una banda creada gracias a la colaboración de las instituciones públicas y que hasta el momento no se había confeccionado debido a la retirada en 2012 de la subvención de la Generalitat. El público abarrotó el auditorio e incluso se tuvieron que colocar una pantallas fuera del recinto para que se viera el espectáculo llevado a cabo por los mejores intérpretes de música tradicional valenciana de toda la autonomía. La gran puesta en escena levantó de los asientos en reiteradas ocasiones a los presentes. Tras el concierto, la charanga La Fúmiga puso fin a la jornada.

El acto estuvo organizado por la colla alcireña Les Rabosses en colaboración con la Fvdit, la concejalía de Cultura del ayuntamiento alcireño y la Societat Musical d'Alzira. El secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, y el director de CulturArts, Abel Guarinos, participaron en las jornadas, así como el alcalde, Diego Gómez, y la edil de Cultura, Aida Ginestar, entre otros miembros de la corporación. Precisamente, Ginestar calificó de «exitoso» el encuentro y afirmó que «es un verdadero lujo que Alzira haya disfrutado de una jornada cultural en la que las protagonistas han sido las collas y la música tradicional valenciana».

Reivindicación con música

La reunión de collas sirvió para «reivindicar que se reconozca la música tradicional como se debe», según señaló el directivo de la federación, Paco de Domingo, durante la jornada. El directivo recordó que «en los últimos 5 años se han federado 15 collas, lo que supone un crecimiento considerable en número de músicos». Además, la federación sigue en su lucha por conseguir que se impartan estudios de dolçaina en los conservatorios superiores y también «estamos trabajando en una campaña que consiga que los alumnos aprendan a tocar el flabiol en los colegios», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine