03 de noviembre de 2016
03.11.2016

Desarticulada la banda que explotó a 33 inmigrantes

El juzgado de Sueca abrió la operación que ha permitido detener a cuatro individuos por trata de seres humanos

03.11.2016 | 01:02

El Juzgado de Instrucción número 1 de Sueca ha dirigido una operación que ha permitido la desarticulación de una organización dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral y ha liberado a 33 personas de nacionalidad búlgara que vivían en condiciones insalubres y hacinadas en pisos de la localidad segoviana de Cuéllar y de Bahabón (Valladolid). Han trabajado, de forma conjunta, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Valencia y la Guardia Civil de Segovia. Se han detenido cuatro personas de edades comprendidas entre los 25 y los 43 años, también búlgaras. Se les imputa los supuestos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y pertenencia a organización criminal.

Las investigaciones se iniciaron a principios de este año cuando la Guardia Civil detectó la presencia de esta pequeña comunidad búlgara realizando tareas de recogida de cítricos en los campos de la provincia. Durante éstas, los agentes comprobaron que estas personas estaban siendo trasladadas a otros puntos de la geografía española para seguir realizando trabajos en el sector agrícola. Posteriormente, la Benemérita determinó que estaban siendo obligadas a realizar trabajos en el campo, hacinadas en pisos y en condiciones insalubres.

Las víctimas eran sometidas diariamente a trabajos de recolección de productos agrícolas en el campo sin ningún tipo de contrato de trabajo ni seguridad social y por un salario cobrado en «B». Del dinero que ingresaban se les descontaba una parte por gastos de manutención y del viaje por el traslado a España llegando algún trabajador a percibir tan sólo 50 euros por dos meses de trabajo.

La organización, compuesta por ciudadanos búlgaros, se encargaba de captar mediante el engaño a las víctimas en su país de origen y ofertándoles falsas expectativas de trabajo en España. Les decían que podrían ejercer un trabajo bien remunerado con la posibilidad de residir en una vivienda digna. A continuación, eran trasladados a España en furgonetas de la propia organización o en autobuses de líneas regulares. Una vez en el destino, el responsable de la organización comunicaba a las víctimas la contracción de una deuda por el traslado a España.

Asimismo, la red criminal les obligaba a residir en la misma vivienda a más de 20 personas en condiciones de insalubridad y seguridad, con conexiones ilegales al tendido público, en habitaciones o buhardillas de hasta diez personas y sin agua caliente.

La operación, bajo el nombre «Carroñero» ha estado coordinada por la Agencia Europea Europol y ha contado con la presencia de miembros de la Policía de Bulgaria desplazados para asistir a las víctimas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Ribera

La residencia de Carlet deja a un solo trabajador para cuidar a 40 ancianos

La residencia de Carlet deja a un solo trabajador para cuidar a 40 ancianos

El comité de empresa denuncia la falta de 17 auxiliares de enfermería - Hay cuatro vacantes desde...

La visita de Oltra y la renuncia del director

? La puesta en circulación, el año pasado, de una imagen de un anciano atado a una...

Worten abre en Carcaixent con regalos de hasta mil euros a los primeros clientes

Worten abre en Carcaixent con regalos de hasta mil euros a los primeros clientes

La multinacional de tecnología inaugura un espacio de ventas de más de 850 m2 en la nueva Área...

Una nueva tienda se asentará en la misma zona

Una nueva tienda se asentará en la misma zona

La zona comercial se encuentra en pleno despegue. Para finales de año se espera que una...

Alberic elegirá por sorteo a su primera fallera mayor

La localidad, que carecía de dicho cargo representativo, aceptará inscripciones hasta el día 7 de...

Enlaces recomendados: Premios Cine