29 de noviembre de 2016
29.11.2016

Cullera ya exhibe en el museo el cepo romano rescatado del fondo marino

La pieza, datada por los expertos entre el siglo I a. C. y el I d. C., ha sido restaurada para proteger el plomo

29.11.2016 | 01:30
Cullera ya exhibe en el museo el cepo romano rescatado del fondo marino

Continúan apareciendo en Cullera vestigios de su historia que ayudan a entender el pasado inmediato y el más lejano. El Museu Municipal d'Història i Arqueologia de Cullera ha incorporado recientemente dos nuevas y valiosas piezas que enriquecen su colección. Se trata de un cepo romano con más de 2.000 años de historia y una varita de alcalde de barrio de la primera mitad del siglo pasado. La primera pieza es un cepo de ancla romana procedente de la Pedra Roja (frente a la Torre del Marenyet) y que fue localizado de forma casual por los miembros del Club de Buceo Delfín de Cullera en el año 2015.

Este cepo, cuya cronología oscila entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C., no se encontraba aún expuesto en condiciones. Ahora se le ha dotado de una peana «ex-profeso» con materiales neutros que impiden cualquier alteración del plomo en el que está realizada la pieza. Se trata de un cepo de pequeñas dimensiones (alrededor de un metro de longitud) y por tanto perteneciente a una embarcación pequeña. Este cepo viene a engordar la lista de cepos de ancla de época romana hallados en la Bahía de Cullera, según explica el director del museo cullerense, Enrique Gandía.

Curiosidad

La segunda pieza es una verdadera curiosidad. Se trata de una varita de alcalde de barrio localizada en las dependencias de las oficinas municipales y trasladada al museo, después de una limpieza, por su singularidad y valor simbólico.

A pesar de no poseer una cronología muy antigua, ya que data de la primera mitad del siglo XX, resulta una pieza curiosa y difícil de localizar, apunta Gandia, ya que, por lo general, suele estar en manos de sus propietarios que, en alguna ocasión fueron nombrados «Alcaldes de Barrio», el equivalente al alcalde pedáneo actual.

Estos cargos la tenían en su posesión como símbolo de la autoridad delegada por el alcalde de la ciudad para ejercer como tales. En el caso de la expuesta ahora, está realizada en madera noble y rematada en los extremos por una puntera y una capsula, ambas de latón, con la grafía: «Alcalde de Barrio». La concejala de Patrimonio Histórico, Amparo Jover, agradeció ayer nuevamente la colaboración del Club de Buceo Delfín en la recuperación del rico patrimonio que Cullera tiene sumergido en sus aguas y destacó el trabajo constante del municipio por recuperar su legado patrimonial y ponerlo en valor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine