03 de noviembre de 2017
03.11.2017

EU eleva al Congreso la demora de las obras contra inundaciones

Ricardo Sixto pregunta al Gobierno por qué no se han ejecutado los proyectos del plan antiavenidas del año 2000

02.11.2017 | 22:52

Esquerra Unida del País Valencià ha elevado al Congreso la situación «de abandono» de la Ribera debido a las obras contra inundaciones que se encuentran pendientes en la comarca. «El pasado 20 de octubre se cumplieron 35 años de la terrible pantanada que arrasó 30 pueblos y provocó el fallecimiento de ocho personas y miles de damnificados a lo largo de toda la comarca de la Ribera, una tragedia que ha quedado en la retina de los valencianos y que deseamos que no se repita», expresó el diputado Ricardo Sixto.

La formación recordó que en el año 2000 se aprobó un plan contra inundaciones en la Ribera, redactado por la Confederación Hidrográfica del Júcar, con actuaciones urgentes ya proyectadas y previstas para evitar catástrofes como la provocada por la rotura de la presa de Tous. «Las obras de la presa finalizaron en 1995, pero otras actuaciones e infraestructuras no han sido ejecutadas todavía», manifestó.

Dicho plan recogía la construcción de los embalses de laminación de Estubeny en el río Sellent, Montesa en el río Cànyoles y Marquesat, en el río Magre, y la mejora del drenaje sur de la Marjal y el acondicionamiento del Xúquer entre Carcaixent y la AP-7. «Según algunas estimaciones, estas infraestructuras y actuaciones significarían una inversión de 750 millones de euros», recordó la formación.

«Al cumplirse estos días 35 años de la rotura de la presa de Tous, se ha podido hacer balance y comprobar las actuaciones urgentes incluidas en aquel plan que no han sido desarrolladas. Sabemos que se hicieron cosas pero no todo lo previsto para evitar que vuelva a suceder una tragedia como la que vivió la Ribera en 1982 y hay ciertas prioridades que no se pueden demorar en el tiempo», aseguró Sixto.


También en el Túria

Sixto también recordó que todavía está pendiente desde hace años la presa de Vilamarxant para laminar una posible avenida del Túria y evitar otra catástrofe como la gran riada de València en 1957. «Es una obra con una importantísima afectación en un entorno muy utilizado por el hombre en el que incluso existen muchas residencias, a las que debería adaptarse cualquier replanteamiento de estos viejos proyectos», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine