24 de noviembre de 2017
24.11.2017
Atentado

Pintadas amenazantes en las sedes de Levante-EMV y Compromís en Alzira

Los agresores utilizaron simbología nazi y 'puntos de mira' junto a la frase "Rojos no"

25.11.2017 | 03:38
Pintadas en la delegación de Levante-EMV y de Compromís.

La intolerancia ha vuelto a dejar su huella esta madrugada en las calles de Alzira. La delegación comarcal de Levante-EMV, ubicada en la plaza Mayor, y la sede de la Coalició Compromís, en la calle Benimodo, han sido esta vez el objetivo de algún grupo ultra y amanecieron ayer con pintadas que, al menos en el primer caso, reproducen simbología nazi.

La agresión a la delegación del periódico se concreta en una pintada realizada junto a la puerta y bajo el cartel que identifica la sede de Levante-EMV con la inscripción «Rojos no». Sobre la última «o» se dibuja un punto de mira o diana, un símbolo amenanazante que también simula una cruz celta, un elemento de la simbología que utilizan los grupos de ideología nazi.

Por su parte, la sede de Compromís también fue víctima la misma noche de otra agresión ultra con una pintada en la que los autores tacharon el símbolo de la coalición que figura en la persiana del local, que ensuciaron con el texto «Catalans de merda».

Las pintadas de grupos de extrema derecha o nazis han proliferado en las calles de Alzira y otras localidades de la Ribera desde hace un año hasta el punto que en municipios como Alzira, Carcaixent o Guadassuar se organizaron grupos de ciudadanos para taparlas, lo que no ha impedido que continúen proliferando. Los alcaldes de estas tres localidades llegaron a anunciar su intención de denunciar esta situación ante la Fiscalía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine