31 de diciembre de 2017
31.12.2017

Una deuda pendiente con el escritor

Sueca ha logrado otorgar una gran importancia a la figura de Fuster, veinticinco años después de su muerte

30.12.2017 | 22:38

La inauguración del Museu Joan Fuster en Sueca a finales de enero de 2017 significó un gran paso para rendir homenaje a uno de los pensadores más importantes del pueblo valenciano. Después de su fallecimiento en el 1992, fueron muchos quienes consideraron necesario recuperar la figura del intelectual de Sueca. 25 años después de su muerte, Fuster empieza a verse reconocido por la sociedad valenciana. De hecho, en la inauguración estuvieron presentes Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, y Vicent Marzà, conseller de Educación, Cultura e investigación.

La ciudad ribereña le ha otorgado la importancia merecida. Tal es su compromiso que hoy el Espai Fuster se ha convertido en un referente cultural. El Museu, ubicado en la que fue la casa del ensayista y que consta de dos áreas más, como son el Centro de Documentación y el Aula Didáctica de Cultura Contemporánea, demuestran la importancia del ilustre vecino de Sueca. Un legado imborrable que con su adecuación ha permitido que la sociedad valenciana pueda conocer de primera mano su labor.


Lectura en valenciano

El Aula Didáctica forma parte del Plan Estratégico Cultural Valenciano 2016-2020 de la Conselleria de Educación. Uno de los ejes del programa es impulsar la experiencia lectora en el sistema educativo valenciano y fomentar las bibliotecas. Dentro del plan, una de las opciones contempladas es visitar el Espai Fuster para descubrir la vida del intelectual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine